ETA acusa al Gobierno de "inventar nuevas vías para mantener a los presos en las cárceles como sea"

Afirma que "es hora de soltar las cadenas de los presos de Euskal Herria".

ETA ha denunciado que el Gobierno del PP "inventa nuevas vías para mantener a los presos en las cárceles sea como sea" y ha considerado que "es hora de empezar a soltar las cadenas de los presos de Euskal Herria".


En un comunicado hecho público este jueves por Gara y Berria, la banda se refiere a la muerte del preso de ETA Iosu Uribetxebarria, que sufría un cáncer terminal, y a la operación 'Mate' de la Guardia Civil en la que detuvo a 16 personas, entre ellas, doce abogados de reclusos.

ETA destaca que "es hora de empezar a soltar las cadenas, las de los presos de Euskal Herria" y manifiesta que Uribetxebarria debe ser el último preso "al que se lleva la crueldad".

Tras expresar sus condolencias a familiares y amigos, afirma que el preso fallecido fue "violentamente torturado", que pasó quince años "dispersado y siete enfermo en prisión". "Querían matarlo en la cárcel, hasta que la dura lucha por su dignidad y la solidaridad ciudadana lo llevaron a la libertad. Pese a estar libre, el hostigamiento no cesó y hasta el último momento siguieron los intentos de encarcelarle. Hasta que su cuerpo se ha apagado", subraya.

La banda indica que "la brutalidad del Estado español ha acabado con Josu, pero esa brutalidad no ha acabado con la muerte de Josu" porque "el hambre de venganza anda buscando alimento", en alusión a la operación 'Mate'.

PNV Y GOBIERNO VASCO

En este sentido, pide al PNV para que reflexione sobre el modo en que "su actitud" en este terreno favorece "la represión estatal". Además, critica que "hay quien ha condimentado el plato" a esta operación de la Guardia Civil "al dar pábulo a tesis policiales que desfiguran el trabajo de los abogados y les imputan controlar a los presos".

ETA reprocha al Gobierno vasco que "mencione miles de veces los derechos humanos", pero no adopte una postura "decidida contra las vulneraciones", como ve constatado con las críticas "formales" del Ejecutivo de Urkullu hechas a la operación policial por no informarles. "Dieciséis ciudadanos vascos detenidos y parece que la falta de lealtad del Gobierno español es el problema", ha apuntado.

La banda asegura que se "están inventando nuevas vías para mantener a los presos políticos vascos en la cárcel como sea, a los que están a punto de salir y los que acaban de salir, todos a la cárcel".

"Los abusos de España no tienen límites y su podrido sistema jurídico-institucional no tiene solución", añade, para señalar que se "trata de una actitud vengativa", pero que va más allá, en la medida en que también tiene un objetivo político, que es "mantener a los presos políticos vascos como rehenes, para que Euskal Herria siga presa en España".

Por ello, llama a "salir de esa loca espiral a la que nos quiere llevar España". "Es hora de soltar las cadenas, las de los presos y las de Euskal Herria", insiste.