Estos son los tramos de carretera más peligrosos de la provincia de Salamanca

La DGT ha actualizado este listado en función de su peligrosidad, por el número y gravedad de accidentes que se hayan producido y por la velocidad media detectada.

La Dirección General de Tráfico ha actualizado el listado de tramos de carreteras salmantinas, especialmente peligrosas, en los que se está intensificando la vigilancia, con el objetivo de que sean conocidas por los conductores, de manera que cuando transiten por ellas extremen las medidas de precaución y cumplan los límites de velocidad establecidos. Así, se detectan 300 tramos a nivel nacional, de los cuales82, corresponden a Castilla y León y 10 a la provincia charra.

 

Listado de carreteras de la provincia de Salamanca, consideradas peligrosas por la DGT

 

-N-620  De Burgos a Fuentes de Oñoro (Frontera Portugal)

 

-CL-517 De Salamanca (N-620) a La Fregeneda (Frontera Portugal) por Vitigudino

 

-N-620   De Burgos a Fuentes de Oñoro (Frontera Portugal)

 

-CL-517 De Salamanca (N-620) a La Fregeneda (Frontera Portugal) por Vitigudino

 

-CL-510 De Salamanca (N-501) a Piedrahita (AV-102) por Alba de Tormes

 

-N-501   De Avila (A-51) a Salamanca (int. A-50)

 

-CL-517 De Salamanca (N-620) a La Fregeneda (Frontera Portugal) por Vitigudino

 

-SA-810 De Encinas de Abajo (N-501) a Cantalapiedra (CL-605)

 

-CL-526 De Ciudad Rodrigo (AP-62) a Puerto de Perales (L.P. Cáceres) por Villasrubias

 

-N-501   De Avila (A-51) a Salamanca (int. A-50)

 

La longitud de los tramos seleccionados es de 881 kilómetros,  mientras que el pasado mes de abril contaba con 725 kilómetros. En los tramos de vías identificados, todos ellos en carreteras convencionales donde la DGT tiene las competencias de vigilancia de la circulación, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han incrementado la vigilancia de la velocidad con radares móviles y están aplicando el Plan Integral de Vigilancia (documentación, prueba de alcohol y drogas) al conductor infractor que es parado e identificado.

 

En Castilla y León se registraron en 2015 ciento diecisiete accidentes mortales de los cuales 20 tenían como factor recurrente la velocidad. Este año, de los 69 accidentes mortales registrados al menos 17 han tenido que ver directamente con la velocidad como principal causa en los que han fallecido dieciocho personas.