“Estos jugadores han sido la gasolina que me ha hecho crecer y creer cada día más”

El técnico vasco del Guijuelo destaca, una vez más, el orgullo que le ha supuesto dirigir a un grupo “sobresaliente”

Una vez concluida la temporada, la mejor de la historia de un club modesto como el Guijuelo, es hora de hacer balance y poner nota. “Lo que ha hecho esta año el equipo es de sobresaliente; no me canso de decir que estoy cada vez más orgulloso de haber podido tener la oportunidad de entrenar a estos jugadores”, señala Imanol Idiakez, técnico vasco del CD Guijuelo.

Pero el míster, va más allá y destaca lo que ha aprendido con todos y cada uno de los miembros de la plantilla: “Estos jugadores han sido la gasolina que me ha hecho crecer y creer cada día más; he aprendido mucho con ellos y solo puedo tener palabras de agradecimiento”, igual que tiene para el cuerpo técnico, en especial para su segundo, Pedro Martín.

Idiakez también ha hecho hincapié en que un equipo como el Guijuelo con pocos recursos económico, inició el año “luchando por un objetivo y lo ha terminado luchando por otro completamente distinto pero la mala suerte nos ha privado de lago más. Por eso, quiero decir una vez más que este grupo ha dado mucho más de lo que se esperaba a priori y eso es para estar orgullosos”, señala.


Pero como todo en la vida, hay aspectos negativos que al entrenador del Guijuelo le hubiera gustado cambiar. “En el aspecto deportivo, no lo dudo; la lesión de Garban nos ha privado de disfrutar de un futbolista sensacional al que le deseo lo mejor el año que viene porque además es un gran chico. Tampoco me olvido de Koeman, que estaba realizando una grandísima temporada con un nivel espectacular y el que creo, se merece la renovación. Igual que Jonathan, que se ha dejado la rodilla defendiendo los colores del Guijuelo. Eso dice mucho”, destaca.

Sin embargo, Imanol rehúye el tema de los impagos del Guijuelo porque sabe cómo está el fútbol y se centra solo en el aspecto deportivo. “Esto solo hace que esté más feliz por haber podido dirigir a este grupo humano y deportivo maravilloso”.

Otro aspecto negativo que no olvida son los árbitros, que han privado al conjunto salmantino de lograr algo más en este campeonato. “Solo con el gol de Burgos que nos anularon y el de Amorebieta (ha habido muchas decisiones contrarias más) estaríamos en play off disputando un sueño, y sin embargo, hemos terminado incluso sin Copa. Creo que los méritos deportivos no se ajustan al gran trabajo del equipo”, señala.

Su futuro, en el aire
Por último, en lo que se refiere a su continuidad en el club o su salida del mismo, Imanol es rotundo: “Termino contrato y por tanto mi futuro está en el aire; ahora solo pienso en descansar e ir con mi familia pero quiero entrenar porque amo el fútbol y buscaré las opciones que haya, escuchando a todo el mundo”, concluye.

Un año así merecería, sin duda, una gran recompensa que no ha llegado.