Estefanía Rodero: "Con la gestión de Mañueco y de la Diputación, Salamanca va al abismo"

Esta socióloga "de acción" es candidata a la secretaría general de Podemos Salamanca en las elecciones que tendrán lugar entre el 26 y el 30 de diciembre, frente al también sociólogo Fernando Gil Villa.

 

RODERO, EN FRASES...

 

- (Sobre Ganemos) "Para nosotros es absolutamente respetable lo que hacen, tenemos un punto de vista muy cercano en cuanto a que sea la ciudadanía la que debe tomar sus decisiones, y tienen nuestro máximo respeto".

 

- "Ya tuvimos la trama Gürtel en este Ayuntamiento. Es tiempo de que eso se acabe y se genere transparencia, que ya es hora".

 

- "La gestión de Mañueco es absolutamente ciega a la vida real de la gente".

 

- "Es necesario que la ciudadanía tome las instituciones ya, porque en manos de estos gestores vamos al abismo".

 

- "Creo que es importantísimo investigar los casos de corrupción que están saliendo. Luz y taquígrafos, que expliquen muy bien qué ha pasado, que justifiquen cuentas y contratos,".

 

- "Se deben crear espacios de trabajo más baratos en la ciudad, de forma municipal. Programas de apoyo a emprendedores...".

 

- "Lo que creo es que tenemos mucha suerte, porque Pablo Iglesias es tiene un gran talento comunicativo, es claro, le entiende todo el mundo, es contundente, y no es tema de acaparación".

¿Cómo decidió entrar en Podemos?

 

He tenido una trayectoria con los movimientos sociales y con colectivos en riesgo de exclusión, y siempre hay un punto que se trabajaba que es la incidencia política. Si uno no da un paso hacia este punto de compromiso, hay cosas que no se consiguen. Fue un proceso de conciencia y de ilusión, por eso entré.

 

¿Y cómo ha sido la experiencia en este tiempo?

 

Es maravillosa. Sobre todo el contacto con gente de toda España, de distintas generaciones, beber de la experiencia de otros compañeros. Y aquí en Salamanca, fantástico el trabajo de las comisiones, el ir creando algo desde cero. Yo, por ejemplo, estoy en la Comisión de Economía y ha sido un placer compartir ideas, debates. Es un espacio, sobre todo, de enriquecimiento.

 

¿Cómo fue su elección como candidata a secretaria general por parte de su equipo?

 

Ha sido un proceso de elección de órganos internos y un trabajo de mucha confianza, sobre todo con la gente con la que llevamos trabajando desde el principio en el círculo. El equipo con el que voy está desde el minuto uno, son los que pegan carteles a pie de calle, que es importante. Y también hay gente de trayectorias muy largas, grandes pesos pesados del municipalismo aquí, y gente más joven. Para mí es una responsabilidad  y lo importante es generar y cuidar la ilusión de la gente.

 

No es que el equipo en el que estoy me haya elegido, sino que vamos juntos. La secretaría general es un poco la de coordinadora del equipo, coordinar el trabajo conjunto de los 17 que somos.

 

Usted está en el campo de la sociología, al igual que su oponente para la votación del 26 de diciembre, Fernando Gil Villa. ¿Qué opinión le merece su candidatura?

 

Mi máximo respeto. Trabajamos en áreas de la sociología diferentes; él es sociólogo académico y yo lo soy de acción. Yo he trabajado en centros penitenciarios, con mujeres víctimas de violencia, entonces, yo vengo de suelo, de calle, para entendernos. Tiene mi máximo respeto y que decida la asamblea territorial, los 850 inscritos en Podemos Salamanca.

 

 

¿Valora más la parte práctica que la teórica, por tanto?

 

Hablo de una sociología de acción. Yo creo en una nueva política, y no me refiero a una palabra rimbombante que suena en ‘La Sexta Noche’; para mí es real. Cuando decimos que vamos a trabajar con los colectivos en riesgo de exclusión, con personas en desempleo, en política social, no es un programa rimbombante: es que nuestras trayectorias ya vienen de ahí. Entonces, para mí de lo que se trata es de acción, por supuesto que de acción. Ya lo dice Pablo Iglesias, es tiempo de ganar, de ser una alternativa real. Durante muchos años hemos estado muy dormidos y ahora toca recuperar las instituciones, es así.

 

Si llega a la secretaría general, ¿se propondrá ir a las municipales, aunque sea con otro nombre?

 

Podemos ha decidido que no va a acudir con su propio nombre a las municipales. Lo que sí se está proponiendo, desde mi punto de vista de forma muy inteligente, es apoyar a las agrupaciones electorales que haya. Es decir, empoderar a la ciudadanía, no tanto a los partidos, para que se organice por sí misma y cree candidaturas municipales. Esa va a ser la posición de Podemos en toda España.

 

¿Y usted ve bien presentarse con una agrupación de electores?

 

Me parece maravilloso. Es un ejercicio de ciudadanía, que se renueven las caras en Salamanca, que gente con trayectorias profesionales en otros sectores, que no se habían planteado la política, ahora lo hagan. Es necesario renovar, me parece un ejercicio de democracia.

 

Yo voy a trabajar para apoyar agrupaciones electorales ya existentes. Voy a trabajar por la confluencia y la unidad en Salamanca, esa es la opción de mi candidatura. No es crear diez agrupaciones electorales que compitan, no es tiempo de eso. Es tiempo de unión, unión para no dividir el voto en la ciudad.

 

Entonces, ¿la unión con Ganemos?

 

Sería una opción a valorar. Para nosotros es absolutamente respetable lo que hacen, tenemos un punto de vista muy cercano en cuanto a que sea la ciudadanía la que debe tomar sus decisiones, y tienen nuestro máximo respeto. Estamos trabajando por la confluencia, pero solo si se dan los criterios marcados por la asamblea ciudadana de Podemos, es decir: que sea una agrupación electoral, no coalición de partidos; que las primarias sean absolutamente abiertas; que el programa se decida por la ciudadanía, la gente de los barrios; y que cumpla con el código ético de Podemos.

 

¿Qué harían ustedes por Salamanca si llegan a gobernar?

 

Lo más importante es la vida digna. Ahora mismo lo primero es trabajar el tema del desempleo y la precariedad, con alternativas desde la economía social para la creación de puestos, reconociendo otras técnicas municipales que se han movido en toda España y que han generado trabajo. Y es que es el desempleo lo que está matando a Salamanca, sobre todo porque hay un nivel de emigración juvenil brutal. Estamos en una despoblación máxima.

 

Y la otra área fundamental es trabajar la desigualdad. Es peligrosísimo estar en una sociedad con tal nivel de diferencias. Esos serán los dos ejes fundamentales, la gente.

 

¿Y cómo puede hacer eso su candidatura, Salamanca Decide?

 

El consejo de nuestra candidatura está formado por 16 personas, más la secretaría general. En el consejo tenemos a abogados laboralistas, expertos en patrimonio, gente que viene de la Marea Verde, de la Sanidad. Es un equipo profesional de primera magnitud. Entonces, va a ser un trabajo muy pegado al círculo en el que vamos a ser voces de la ciudadanía. Vamos a trabajar, sobre todo de aquí a mayo, una batería de propuestas muy concretas y vamos a ir generando contacto con las asociaciones de la ciudad y con los colectivos profesionales para hacer este programa.

 

Hablando del trabajo, ¿hacia dónde debe apostar Salamanca?

 

Creo que estamos dejando pasar dos cosas aquí. Uno es el empleo vinculado a la cultura, a la economía del conocimiento y los trabajos en el ámbito de la cultura y la creatividad, un ámbito que no puede deslocalizarse. Es decir, no se puede llevar a China un trabajo vinculado al patrimonio, que es una de las cosas que tenemos en Salamanca.

 

Y el otro es el de la economía social, el impulso del cooperativismo, sobre todo en un ámbito más rural. Por ejemplo, en Valladolid ya se ha propuesto el fomentar los microcréditos de forma municipal para generar economía social. Entonces, hay que ver todas esas propuestas que se están haciendo en toda España y traerlas aquí, a Salamanca.

 

¿Y cómo se puede evitar el exilio de jóvenes del que habla?

 

Ese es el problema más grave ahora mismo, y es que Castilla y León corre el peligro de ser el desierto de Atacama. Es fundamental potenciar el empleo. Y también en Salamanca necesitamos hacer la labor de reconocer las aportaciones de los propios salmantinos, que eso lo cuidamos muy poquito.

 

Y también potenciar algo que se hace en España y aquí nos cuesta más, las políticas de juventud. Por ejemplo, las factorías jóvenes de Extremadura, o los espacios de creación joven. En Salamanca no existe, y va creando un movimiento de asociacionismo juvenil, y esto es muy interesante, porque son ellos los que generan sus propias alternativas.

 

También habla bastante del caciquismo que se vive en Salamanca.

 

Esto es algo sabido. Durante muchos años Salamanca ha sido patrimonio de unos pocos, como si esto fuera un feudo personal de familias, de intereses empresariales, políticos. Esto es sabido por todos, es una ciudad pequeña y nos conocemos. Es tiempo de romper con eso. Ya tenemos a la Diputación totalmente imputada por casos de corrupción por todos lados, ya tuvimos la trama Gürtel en este Ayuntamiento. Es tiempo de que eso se acabe y se genere transparencia, que ya es hora.

 

¿Qué opina entonces de la Diputación ahora mismo?

 

Creo que es importantísimo investigar los casos de corrupción que están saliendo. Luz y taquígrafos, que expliquen muy bien qué ha pasado, que justifiquen cuentas y contratos, y que la transparencia no sea una palabra, como el portal que se han sacado de la manga, y que sea una realidad. Porque a quien tienen que demostrar las cuentas es a la ciudadanía, trabajan para ella, a su servicio, que no se les olvide.

 

¿Y sobre la gestión del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco?

 

Puedo decir que la gestión de Mañueco es absolutamente ciega a la vida real de la gente, que tiene una sensibilidad social nula, absolutamente nula. Y que en sus años en la alcaldía lo que ha hecho es fomentar la huida masiva de jóvenes de la ciudad, aumentar la precariedad en nuestra tierra y que cada vez se estén cerrando más puertas de oportunidades. Es necesario que la ciudadanía tome las instituciones ya, porque en manos de estos gestores vamos al abismo.

 

¿Qué se puede hacer por la Universidad de Salamanca, en decadencia y perdiendo estudiantes?

 

Creo que esta es un espacio fundamental para la ciudad. Durante muchísimo tiempo ha estado viviendo de espaldas al territorio sobre el que se asienta. Mucho tiempo ha sido una pequeña ciudad dentro de la ciudad que no se ha vinculado con los problemas reales y sociales. Necesitamos a la Universidad como un espacio crítico, político, y proponemos crear un movimiento estudiantil vinculado a Podemos que se potencie desde Salamanca. Necesitamos también su vinculación clásica con América Latina, que puede ser fundamental también para ampliar procesos de cambio. Entonces, para potenciar la Universidad, sí que pediría conciencia crítica y vinculación real con los problemas de la ciudad.

 

Usted estaba en la Comisión de Economía. ¿Ve viables las propuestas presentadas recientemente?

 

Yo cuando escucho que las propuestas económicas de Podemos nos van a llevar al desastre, pregunto: ¿dónde nos han llevado las políticas económicas del PP y del PSOE? Creo que es una absoluta ceguera. Las propuestas económicas de Podemos no solo son totalmente razonables y viables, sino que están respaldadas y contrastadas por dos grandes economistas de este país como Torres López y Vicenç Navarro, o Alberto Montero. Son absolutamente serias y viables.

 

¿Y propuestas como la renta básica?

 

Para mí es la conquista de un nuevo derecho social, que es el acceso de cualquier ciudadano a la riqueza de su propio país en igualdad. No va a ser fácil ni va a ser inmediato. Pero es completamente seria, y va a requerir tiempo, especialmente de pedagogía, de que vayamos entendiendo cuáles son sus potencialidades. Y aunque en el primerísimo plazo no vaya a ser fácil, es algo que tenemos que lograr en medio plazo.

 

También se dice que los inversores se van a marchar.

 

Me hace gracia cuando oigo eso. “Si Pablo Iglesias es presidente, las grandes empresas se irán”. Las empresas del Ibex 35, hoy por hoy, no están tributando aquí, están haciéndolo en paraísos fiscales. Las grandes empresas ya se han ido hace mucho tiempo. No estamos pidiendo locuras, solo queremos llegar al nivel europeo de tributación de las grandes empresas en sus países, y no que esto sea un gran espacio de evasión fiscal. La economía en España la mantienen los autónomos y las pymes, que no se nos olvide.

 

¿Qué hay que hacer por los autónomos?

 

Cuando Soraya Sáenz de Santamaría decía que iba a poner alfombra roja a los emprendedores, me río yo de esa alfombra roja. Y es que mi experiencia laboral es como autónoma y sé de lo que hablo. En primer lugar, las cuotas son altísimas, y esto hay que estudiarlo. El nivel de impuestos es muchísimo mayor para ellos que para estas grandes fortunas. Se deben crear espacios de trabajo más baratos en la ciudad, de forma municipal. Programas de apoyo a emprendedores, pero serios, vinculados a economía social y solidaria. Y, sobre todo, apoyar a los emprendedores culturales, que es fundamental en nuestra ciudad, y no existe.

 

¿Y qué opinión tiene de Pablo Iglesias como líder del partido?

 

Lo primero que me merece es un enorme respeto. Ya nos gustaría que todos los políticos de España tuvieran su formación y su seriedad. Para mí está marcando un camino muy claro, está confiando muchísimo en las bases del partido, y sobre todo está creando un camino de empoderamiento ciudadano, que creo que ahora es la clave.

 

¿Cree que ha acaparado la imagen de Podemos, que más que un partido es Pablo Iglesias?

 

Lo que creo es que tenemos mucha suerte, porque Pablo Iglesias es tiene un gran talento comunicativo, es claro, le entiende todo el mundo, es contundente, y no es tema de acaparación. Es un tema de reconocer que ha marcado un camino muy claro junto a todo el equipo técnico, ya elegido por el 83 %, más de 122.000 personas han decidido que él sea el secretario general y es una cuestión a respetar y a valorar. El objetivo de este equipo es muy claro, las elecciones generales y la Moncloa.