“Este equipo puede ganar la Final Four”

 
ISABEL DE LA CALLE

Lucas Mondelo está preparado para el momento que tanto esperaba durante la temporada. Con la cabeza puesta en la ciudad de Ekaterinburg desde hace ya varias semanas, el técnico catalán está lleno de ilusión ante el reto de la Final Four, aunque siempre desde la prudencia.

¿Imaginabas una temporada como ésta antes de venir?
Sabía la plantilla que ponían en mis manos, aunque también sabía que había grandes equipos en España y Europa. Se me pidió ganar un título nacional y lo hicimos con la Supercopa, aunque sea el menor, y luego nos pusimos a trabajar con tranquilidad. El resto, ya lo habéis visto, líderes de la Liga regular, de Euroliga, dos de dos en las eliminatorias europeas y luego Final Four, que era inesperado al principio, luego según hemos visto el nivel de juego del equipo, a partir de diciembre nos lo creímos. De todas formas, el nivel que veo en el equipo a día de hoy, he de reconocer que es una grata sorpresa.

¿Cómo ha sido tu adaptación a Salamanca?
Pensé que sería más difícil por varias razones. Hay muchos medios de comunicación en torno al equipo –cosa a la que yo no estaba acostumbrado– la gente es exigente, los directivos también lo son porque invierten mucho dinero de su propio bolsillo y eso te crea un nivel de exigencia grande. Pero ha ayudado mucho que el equipo ha funcionado y todos han estado suaves. El baloncesto femenino en pocos sitios se vive como aquí.

¿Crees que se ha disputado una Liga de dos velocidades?
Hay dos velocidades y dentro de cada una de ellas, otras dos. Nuestro grupo es de cinco y hay otro de ocho equipos. Y creo que esto irá a más si no se le pone remedio porque los sponsors tendrán cada vez menos motivación porque en Navidad ya está todo el pescado vendido: la motivación de la Copa ya no existe al ir a cuatro equipos, no hay play off por Europa… Al principio fueron los clubes los que quisieron ahorrarse dos semanas, pero eso es pan para hoy, hambre para mañana. Al final lo que haces es hacer más pobre tu Liga y eso que la española es una de las más fuertes de Europa.

Avenida ya ha demostrado ser el más regular, ¿crees que además es el mejor equipo?
De entrada si comparamos nombre a nombre podríamos decir que no éramos la mejor plantilla, pero con el paso del tiempo sí puedo decir que somos el mejor equipo, porque son dos cosas diferentes. Ahora somos la mejor plantilla y el mejor equipo.

¿Lo de la Copa es la espina que te queda clavada este año?
Siempre que perdemos nos fastidia mucho, pero esto es deporte profesional y de 24 que empiezan la Euroliga sólo la gana uno y de 14 que empiezan la Liga sólo la gana uno, pero lo que peor llevé fueron las formas de perder. Habíamos hecho una gran primera vuelta en Liga y Euroliga y tenemos esa lesión de Belinda que ya no juega en Rivas y recae en Burgos y allí se lesiona Sancho también y vamos a la Copa como fuimos. Aun así, salimos bien, pero en cuanto a las jugadoras que iban infiltradas se les fue pasando el efecto, nos vinimos abajo. ¡Y tuvimos el tiro para ganar! Lo que me dio rabia no poder luchar contra mi rival con las mismas armas, en igualdad de condiciones. Porque si así te ganan, no tienes nada que decir, a lo mejor competimos con todas en plenitud física y perdemos igual, pero no me quedaría esa espinita.

¿Crees que Avenida está capacitado para ganar la Final Four?
Sí, capacitado está. Los cuatro que estamos allí podemos ganar porque tenemos calidad para ello. Pero primero hay que ganar la semifinal a Ros, que se juega toda su temporada allí, si pierden, saldrán destruidos. Lo saben y van a echar toda la carne en el asador. Ganar la Final Four no es nuestra obligación, es nuestra ilusión. No tenemos ninguna presión más que la que nos ponemos nosotros. La lástima es que no podamos jugar esta Final Four aquí, que seguro que tendríamos más posibilidades, aunque a lo mejor la perdíamos igual. Sin embargo, podemos decir también que a mayor dificultad, mayor gloria.

De los cuatro, ¿quién es para ti el mejor equipo?
Por lógica, por presupuesto, porque juega en casa y por plantilla: Ekaterinburg, desde luego. Lo pondría por encima de todos, luego a nosotros y después, los demás.

¿Qué es lo que más te gusta de cada equipo?
Luego Spartak está acostumbrado a jugar este tipo de partidos, que es algo muy importante. Además tiene a Pockey Chapman en el banquillo, que me parece una gran entrenadora. Ros es un equipo muy defensivo y agresivo y el arbitraje de Euroliga favorece su forma de jugar.

Y del tuyo, ¿qué es lo que destacas?
La mentalidad del yo al servicio del nosotros. El tiki-taka que bautizamos como de coña. Hay muchos egos al servicio del equipo. El equipo juega como equipo. Todos sabemos quienes son las que llevan mayor peso, pero luego todas aportan y todas son generosas en el esfuerzo y en el juego. Si no hubiéramos jugado así, a lo mejor algún partido lo hubiéramos ganado de más, pero no estaríamos tan bien como estamos ahora.

¿No tuviste miedo a que se generara un conflicto con tanta estrella?
Miedo no, pero sí tenía alguna duda. Confiaba en la filosofía que había que aplicar para triunfar y me he llevado una grata sorpresa porque ellas han comulgado con lo que yo pensaba y están a gusto haciéndolo. De hecho se ve que cuando jugamos como equipo hay ratos de excelencia, el rival quiere y no puede.

¿La plantilla aceptó bien tus rotaciones?
Costó un poquito. Empecé muy salvaje con las rotaciones y la gente aunque me decía que sí, no lo acababa de entender. Luego hemos ido evolucionando, el equipo lo ha asumido y el tiempo me ha dado la razón porque el equipo ha llegado muy bien al final de la temporada, con toda la gente preparada y motivada, porque no sabemos nunca lo que va a pasar en una temporada, hay jugadoras que se pueden lesionar y tienes que tener a todo el mundo preparado y motivado.

El caso de Isa merece ser tratado aparte: ¿Cómo has conseguido que acepte este nuevo rol?
Primero, Isa es importante para el equipo y ella lo sabe. Hablé con ella a principios de temporada, le dije la verdad, lo que quería de ella y ella me dijo que no se conformaba y que pelearía. Ella ha mantenido el nivel del equipo en los entrenos y es una de las jefas en el vestuario que ha ayudado a que éste sea lo que es. Además, ha hecho rotaciones con minutos de premio porque hay que tener un respeto a la trayectoria de Isa Sánchez como jugadora, que podría estar jugando 25 minutos en muchos equipos de la Liga. Luego, con el tiempo, ha ido entrando y ha jugado momentos muy importantes, igual que ha pasado con Gil. Tiene más merito lo que ha hecho Isa este año aceptando su nuevo rol, después de ser una estrella, que tal vez todo lo que haya hecho antes en el mundo del baloncesto. E Isa ha salido bien de este nuevo reto.

¿Has cometido algún error este año del que te arrepientas?
Seguro que los hay, pero no me doy cuenta. Lo que sí es cierto es que el equipo es un ser vivo y cosas que has planificado no salen y las tienes que quitar. Defensivamente empezamos muy fuertes en flash central nos hemos dado cuenta que dependiendo del rival es mejor push o cambio en los bloqueos. Y algo que nos ha costado mucho conseguir es la negación en el bloqueo lateral.

¿Te has sentado con el club a hablar de renovación?, ¿cuál es tu intención para el próximo año?
Nadie ha hablado conmigo pero no creo que haya ningún problema por parte de nadie, porque lo que detecto por parte de ellos es que están contentos y yo por mi parte también estoy contento con la ciudad, el club, los directivos, la afición… Pero ahora no toca hablar más, lo que toca es vivir la parte más bonita de la temporada. No estoy precupado.

Supongo que eres consciente que repetir el equipo que tienes este año es dificilísimo…
Sí, me temo que vamos a perder muchas jugadoras por la buena temporada que estamos haciendo. Y la gente tiene que empezar a ser consciente de que este club no tiene siquiera el mayor presupuesto de España y mucho menos el de Europa. Si no, las retendríamos a todas: un equipo con 3.000 personas detrás, una ciudad agradable para vivir y la posibilidad de luchar por los títulos… podríamos retenerlas a todas. Pero en Europa hay al menos ocho equipos con más presupuesto.

¿A qué jugadora tratarías de retener con todas tus fuerzas: A Alba o a Sancho?
Me las quedaría a todas. Si sólo me puedo quedar a una me quedaría con Sancho porque es un pívot y en baloncesto quien no tiene pívots no gana y porque es una americana que no ocupa plaza de extranjera. Y eso para la construcción de un equipo con nuestro presupuesto te da la vida. Es por esa razón.