Este domingo comienza la temporada de Salamanca, Ávila, Segovia y Valladolid

Se abre la veda a cerca de 200.000 pescadores con licencia en 147 cotos
La temporada de pesca en aguas libres de trucha y salvelino arrancará mañana en Salamanca, Ávila, Segovia y Valladolid, mientras que el resto de provincias deberá esperar hasta el día 1 y en ambos casos se mantendrá abierta hasta el 31 de julio.

Para esta nueva temporada se calcula que cerca de 200.000 pescadores dispondrán de la licencia necesaria para practicar esta actividad en toda la región, lo que les dará luz verde para acceder a los 147 cotos de pesca.

Para este año serán una venitena las especies que podrán pescarse durante la temporada en Castilla y León: la trucha común, la trucha arcoíris, el hucho o salmón del Danubio, el salvelino, la anguila, el barbo común, el barbo de Greaells, el barbo colirrojo, la boga del Duero, la boga de río, la madrilla, el bordallo, el cacho, la carpa, el carpín, el gobio, la tenca, el piscardo, el black-bass o perca americana y el lucio.

La normativa de la Junta regula los días para la práctica de la pesca, ya que en las aguas libres que no están declaradas trucheras se podrá pescar todos los días, si bien los lunes y jueves será obligatorio devolver al agua de procedencia las truchas.

En el caso de las aguas libres trucheras, durante el periodo hábil de la trucha será posible pescar todos los días excepto los lunes que no sean festivos.