Este año se sustituirán 5 kilómetros de tuberías en 27 calles de 11 barrios de Salamanca

El nuevo sistema regulará la presión automáticamente para reducir las reventones en un 40% (Foto: Archivo Tribuna)

El sistema regulará la presión automáticamente sin afectar a la demanda de agua para reducir las reventones en un 40%.

Hasta 27 calles renovarán este año su red de abastecimiento de agua sustituyendo las antiguas y obsoletas tuberías.

 

La Comisión de Medio Ambiente dictaminará el próximo miércoles el proyecto para actuar en 20 vías, que se sumarán a las siete donde se está trabajando desde el pasado mes de febrero. Es decir, se sustituirán a lo largo de este año 5 kilómetros de tuberías en 27 calles de 11 barrios de la ciudad.

 

Hace dos meses comenzaron las obras para renovar las tuberías de la avenida de Villamayor (San Bernardo), la calle Amapolas (Garrido) y la avenida de La Aldehuela (Prosperidad) para continuar desde hoy por Salesas (Salesas), Los Hidalgos (Salesas) y Domingo de Soto (Delicias) para terminar por Gran Capitán (Vidal). A estas vías se sumará un nuevo proyecto para renovar las deterioradas tuberías de otras 20 vías en los barrios de San Cristóbal-Las Claras, Universidad, Centro, Sancti Spiritus y San José.

 

Las calles en las que se  actuarán son, en concreto, Banzo, Callejón de Pinto, Asadería, Pinto, La Parra, y Bodegones, así como las plazas San Cristóbal y del Santo, en San Cristóbal-Las Claras; Tostado, San Vicente Ferrer, Doyagüe, Silencio y Cuesta de Carvajal, en Universidad; Gran Vía, desde la plaza de San Julián a la del Empresario, en el Centro;  Cuesta de Sancti Spiritus, Pasaje de Sancti Spiritus, y calle La Reja, en Sancti Spiritus; y Diego Pisador y las avenidas Juan de Austria e Hilario Goyenechea, en el barrio de San José.

           

Esta mejora tiene un presupuesto base de licitación de 1.046.833,92 euros, que se añaden a los 414.477,93 euros invertidos en las obras que han comenzado en siete calles de la ciudad. El plazo de ejecución es de cinco meses.

 

Las obras se acometerán minimizando, en la medida de lo posible, las molestias a los ciudadanos de la zona afectada y manteniendo el servicio de abastecimiento salvo cortes puntuales. Se renovará tuberías de 125, 150, 200 y 400 milímetros, que tienen una antigüedad superior a 30 años y están obsoletas.

 

Según recoge el proyecto la renovación de la red de agua se realizará utilizando el mismo trazado de los conductos existentes. La red se instalará principalmente en la calzada, salvo en el caso de las acometidas que será necesario intervenir en las aceras.

 

Se renovarán, además, las acometidas domiciliarias y se instalarán bocas de riego e hidrantes contraincendios en puntos estratégicos para cumplir con la normativa.

 

La determinación de estas calles se ha realizado teniendo en cuenta la frecuencia de las averías, atendiendo a las necesidades detectadas por los técnicos municipales y a las demandas de los ciudadanos.

 

SISTEMA INTELIGENTE​ PARA REDUCIR REVENTONES

 

Los técnicos municipales están trabajando ya en este novedoso proyecto con el objetivo de iniciar antes de que finalice este año las labores necesarias para su puesta en marcha en 2017.

 

El sistema regulará la presión automáticamente sin afectar a la demanda de agua para reducir las reventones en un 40%. Se dotará a la red de tuberías de sensores y el sistema inteligente regulará la presión automáticamente. La red de abastecimiento es de 390 kilómetros, casi la misma distancia (397 kilómetros) que separa Salamanca de Bilbao.