Estados Unidos abre la puerta al Grupo de Óptica Extrema de la USAL

Los expertos se adentrarán en la investigación puntera en rayos X coherentes e intensos por láser 

EI Grupo de Óptica Extrema de la Universidad de Salamanca (USAL) continuará con su actividad puntera en investigación sobre rayos X coherentes e intensos por láser en “uno de los centros de investigación en Física más reconocidos de Estados Unidos”.

 

Según ha adelantado la institución salmantina, el físico Carlos Hernández García concluirá el proceso de caracterización teórica, validación de datos y descripción de las posibles aplicaciones tecnológicas de este tipo de fuentes de luz en el “prestigioso” Joint Institute for Laboratory (JILA), en el que realizará una estancia de investigación durante dos años gracias a la obtención de una de las becas europeas Marie Curie.

 

El pasado mes de junio el Grupo de Óptica Extrema informaba a través de Comunicación de la Universidad de Salamanca de la publicación en ‘Science’ de “uno de sus trabajos más destacados hasta la fecha”, realizado en colaboración con las universidades de Colorado, Cornell y Técnica de Viena.

 

En él anunciaban que habían conseguido generar por primera vez rayos X coherentes, cuya luz estaba” bien caracterizada espacial y temporalmente”, utilizando para ello un láser intenso de dimensiones normales, con lo que se abrían las puertas a “un amplio abanico de posibles desarrollos tecnológicos”.

 

La investigación desarrollada por los investigadores del grupo de Óptica Extrema de la USAL Carlos Hernández García y Luis Plaja, director del mismo, se ha visto implementada, además, con la tesis doctoral presentada hace unos días por Hernández en las Escuelas Mayores de la Universidad bajo el título ‘Fuentes de luz coherentes de attosegundo basadas en la generación de armónicos de orden elevado: influencia de los efectos de propagación’.

 

Del tribunal formaba parte la investigadora irlandesa Margaret Murnane, elegida por Barack Obama para el puesto de presidenta del Comité de la Medalla Nacional de Ciencia de Estados Unidos (premio otorgado por el propio presidente americano a los científicos más distinguidos del país), e investigadora del JILA, con quien Hernández podrá trabajar próximamente en la Universidad de Colorado al integrarse en su grupo de investigación del instituto.

 

COLABORACIÓN

 

La colaboración internacional entre las dos universidades servirá para, por una parte, que la institución académica salmantina proporcione todo este nuevo soporte teórico desarrollado sobre los rayos coherentes e intensos por láser a los científicos estadounidenses y, por otra, ayudará a los investigadores de la USAL a profundizar en diferentes aspectos que ultimen la validación de la nueva simulación teórica propuesta para este tipo de fuentes de luz, que no existía hasta la fecha.

 

También les servirá para trabajar en una caracterización “más precisa” del comportamiento temporal de los rayos X coherentes, “esencial para valorar sus posibles usos”, así como  a  describir sus posibles aplicaciones tecnológicas gracias a las infraestructuras para la investigación de las que dispondrá en el centro estadounidense.