Esta vez la recta final trajo alegría para la UD Santa Marta

Víctor Abajo progresa con el balón ante un jugador del Burgos Promesas (Foto: T. S.)

La UD Santa Marta ata tres puntos fundamentales y lo hace gracias a un gol a dos minutos del final de Diego Quirós. Esta vez sí que hubo alegría en el Alfonso San Casto. 

 

 

FICHA DE PARTIDO

 

1 UD SANTA MARTA: Miguel Ángel, Dela, Revilla, Ibai, Gallego, Julen, Víctor Abajo (Asensio, min. 76), Jorge, Ramajo, Javi Borrego (Palomi, min. 66), Puerto (Quirós, min. 66).

 

0 BURGOS PROMESAS: Pana, Burgos, Maestu, Jairo, Óscar, Casado, Manzano (Rebollo, min. 15), Juan (Soto, min. 66), Marcos, Jesús y Marti.

 

ÁRBITRO: Becerril Gómez,(colegio palentino). Mostró amarilla a Víctor Abajo, Dela, Gallego. Expulsó al preparador físico por doble amarilla y al delegado local. Amarillas también a Barbero y Soto. 

 

GOL: 1-0, min. 88, Diego Quirós.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 13 disputado en el Alfonso San Casto. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado de París. 

Los dos equipos comenzaron tanteándose, con mucho juego sin profundidad en la zona media porque ambos esperaban con la línea adelantada y cualquier intento por superar las dos líneas acababa o en pérdida o en fuera de juego.

 

Costaba que se hicieran uno u otro con el control, aunque el Promesas tenía menos reticencia a dejar a su rival el control del esférico y el Santa Marta poco a poco fue sintiéndose más cómodo, buscando alguna opción por banda aunque sin acabar de pisar área.

 

Pasado el cuarto de hora llegó su primera aproximación con verdadero peligro con un balón a la espalda que dejó solo a Julen ante el portero. Marcó pero el colegiado, a instancias del línea, señaló fuera de juego. Un minuto después llegó el primer disparo entre los tres palos, con parada del guardameta burgalés a tiro en escorzo de Ramajo.

 

Dos arreones que no pasaban de mero espejismo porque el encuentro volvió a caer en minutos de juego anodino hasta un saque de esquina ensayado que finalizó con disparo de Dela que se marchó rozando el palo cuando el encuentro alcanzaba la media hora.  

 

La tónica del encuentros se mantuvo en la segunda mitad en la que solo el cansancio acumulado propiciaba algunas incorporaciones al área, más habituales en los locales que se conformaban menos con el empate que su rival.

 

El encuentro parecía irremediablemente destinado hacia el empate pero esta vez el tramo final del encuentro deparó alegría para el conjunto de Peque. Lo intentaba con más corazón que juego y en una de esas arrancadas, a dos minutos del final, Ramajo se fue por banda, centro al área y allí apareció Diego Quirós para empujarla en el área pequeña hasta el fondo de las mallas capturando así tres puntos vitales para su equipo.