EspañaDuero sube al 3% la previsión de crecimiento regional por el tirón del consumo y actividades productivas

EspañaDuero presenta sus previsiones económicas para CyL

La entidad EspañaDuero ha aumentado al 3 por ciento su previsión inicial de crecimiento para la comunidad autónoma de Castilla y León en 2016 --en junio situó esa estimación en un 2,7 por ciento-- por el tirón del gasto en consumo y de todas las actividades productivas, con la excepción de la construcción que no ha tenido un crecimiento tan positivo.

De este modo, el crecimiento de la economía de Castilla y León en 2016 se situaría en línea con los datos de 2015 y casi un punto por encima de los cálculos para 2017, cuando ese avance se quedará en un 2,1 por ciento ya que EspañaDuero sitúa para el próximo año la ralentización prevista inicialmente para este ejercicio y que no se ha producido porque el país ha seguido aprovechando "los vientos de cola" del pasado año en una muestra de que "la nave española todavía va", aunque se puede ver salpicada "de lleno" por cualquier oscilación.

Este es el principal mensaje que han trasladado Francisco García Navas y Felisa Becerra en la presentación del séptimo número del Informe de Previsiones Económicas de Castilla y León de EspañaDuero en el se ha revisado al alza también el crecimiento previsto en 2016 tanto para el consumo de los hogares como para el de las administraciones públicas, hasta el 3,4 por ciento y 0,2 por ciento, respectivamente, mientras que el incremento de la inversión se mantendrá en el 2,9 por ciento.

En cuanto a la oferta, se ha revisado a la baja el crecimiento previsto para la construcción (1,4 por ciento), mientras que las tasas superarían el 2,5 por ciento en el resto de sectores, con un lugar destacado para la industria para la que se augura un repunte del 3,9 por ciento.

En lo que respecta al mercado laboral, EspañaDuero estima una mejora en el número de ocupados del 2,0 por ciento en 2016, seis décimas menos que en España, donde destaca también el aumento en el sector industrial (5,1 por ciento), si bien en términos absolutos resulta más elevado el crecimiento en el sector servicios, que concentra casi el 70 por ciento del empleo en la Comunidad Autónoma.

En este sentido y se si tiene en cuenta el descenso previsto de la población activa (-0,4 por ciento), el número de parados podría descender un 11,3 por ciento por lo que EspañaDuero sitúa la tasa de paro en el 16,3 por ciento en el promedio del año, frente a un 19,9 por ciento en España, y dos puntos inferior a la registrada en 2015.

"LOS EFECTOS SE VAN AGOTANDO"

Tanto Becerra como García Navas han coincidido al advertir de que esos vientos de cola que han favorecido a la economía española y castellanoleonesa --menor precio del petróleo, política monetaria o boom del turismo-- "se van agotando" a lo que han añadido las "numerosas incertidumbres" en el contexto económico internacional y han derivado en una ralentización de la actividad mundial.

Los autores del Informe de EspañaDuero basan el crecimiento de la economía de Castilla y León para 2017 a la aportación de las actividades no agrarias, que pasarían en este caso de un 3,9 por ciento en 2016 al 2,3 por ciento en 2017, si bien Becerra ha admitido que si es difícil hacer previsiones en otros sectores en el sector primario es "mucho más complicado", a lo que ha sumado el "muy buen comportamiento" que se espera para este año.

Así, el crecimiento del PIB regional en 2017 se basará en la industria y en los servicios, con un 2,3 y un 2,2 por ciento más en cada caso, mientras que la construcción se quedará en un 1,5 por ciento. Por su parte, el empleo puede crecer a una tasa del 1,5 por ciento y situar la tasa de paro en el promedio del año ligeramente por debajo del 15 por ciento frente a un 18,3 por ciento previsto para España.