España, víctima de una "procesión" de borrascas como no se veía desde los años 60

Una "procesión de borrascas que no se recuerda desde principios de los años 60" del siglo pasado seguirá afectando a España en los próximos días y al menos durante la semana que viene, aunque los vientos y precipitaciones dejarán temperaturas suaves.

Así, la portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado que la situación meteorológica que se está produciendo durante gran parte del mes de enero y que seguirá en los próximos días se debe a que la circulación atmosférica está "más baja de lo normal" ya que normalmente se sitúan entre el paralelo 45 y 50 y ahora están llegando más abajo.

"No es habitual, pero no es desconocido", ha indicado la portavoz que ha explicado que esto tiene que ver con la oscilación del Atlántico Norte, que es la diferencia de presión entre latitudes altas y las de la Península Ibérica.

Por eso, ha dicho que la Península está "inmersa" en un paso sucesivo de frentes asociados a borrascas atlánticas muy profundas que están dejando bastante precipitación, sobre todo en la vertiente atlántica y que se caracterizan porque profundizan y se desplazan muy rápidamente de oeste a este.

De este modo, Qumaira, que es la que está afectando en la actualidad a la Península dará paso a Ruth, que ya se ha formado y se sitúa frente a las costas de Terranova y que llegará a España este viernes por la tarde.

Concretamente, Ruth dejará precipitaciones prefrontales el viernes por la tarde y las lluvias seguirán el sábado por la mañana, cuando llegará a los Pirineos y afectará también al sur. El día 8 por la tarde, salvo en Galicia y el sur peninsular "habrá un descanso". En general las precipitaciones recorrerán la Península de oeste a este de forma sucesiva y rápida e irán perdiendo actividad a medida que avance hacia el área mediterránea, donde serán más dispersas.

Según Casals, desde que Ruth salga de la Península el domingo habrá un descanso con cielos despejados pero ha adelantado que esa misma tarde llegará el siguiente sistema frontal, bautizada como Stephanie, el cual también pasará muy rápido por España, donde dejará precipitaciones.

En este caso, ha añadido que Stephanie "afectará de pleno a toda la Península" desde el domingo a medio día y durante el lunes, cuando seguirá lloviendo. Mientras se irán abriendo claros por el oeste y el sur y nevará en las cumbres. "Entre los sucesivos frentes habrá mejorías transitorias en las que disminuirán las precipitaciones y la intensidad del viento", ha precisado.

En cuanto a las temperaturas, la portavoz espera que serán "en general suaves", que no se produzcan heladas más que en las cumbres y ha apuntado que la cota de nieve será alta. "Hará poco frío y habrá pocas heladas y así se mantendrá el tiempo hasta mediados de mes", ha concluido.