España ‘toma posesión’ de su cuartel general y ya trabaja

VIAJE TRANQUILO. Después de ocho horas de vuelo, la selección llegó a Johannesburgo y después se trasladó a Potchefstrom. ENTRENAMIENTO. Iniesta, con buenas sensaciones, se ejercitó en solitario
efe / Potchefstroom

Lla selección española de fútbol tomó posesión de Potchefstroom, la localidad en la que ha instalado su cuartel general para todo el Mundial de Sudáfrica 2010 salvo cuando viaje a las ciudades en las que disputará los partidos. Situada a 120 kilómetros al sudoeste de Johannesburgo, es una pequeña ciudad universitaria, situada en los márgenes del Río Mooi. Fue fundada en 1938, el asentamiento más antiguo de descendientes europeos y la primera capital de la República de Sudáfrica. Conocida como la Casa del Deporte, Potchefstroom ha puesto a disposición del conjunto de Vicente del Bosque todas las instalaciones de su universidad.

La cariñosa y simpática recepción acabó con varias actuaciones musicales de grupos locales, ataviados con vestimentas típicas de la zona, que ofrecieron un concierto con ritmos tribales y un espectáculo de percusión por parte de unos jóvenes. A continuación los internacionales se instalaron en una de las residencias de la Universidad para descansar y preparar el primer entrenamiento en Sudáfrica.

En la sesión Andrés Iniesta se ejercitó en solitario por el edema muscular que sufre en su muslo derecho, que le hace ser duda para el estreno de España en el Mundial 2010 del próximo 16 de junio, aunque sus buenas sensaciones hacen ser “moderadamente optimistas” a los doctores.

Iniesta no estuvo con el resto de sus compañeros en el primer entrenamiento en tierras sudafricanas. Cuando todos completaban un partido en reducidas dimensiones, apareció por el que será campo habitual de trabajo en la Nort West University acompañado de un recuperador.

El centrocampista de Fuentealbilla, que sufrió una pequeña lesión muscular el pasado martes en Murcia en el último amistoso de la selección española antes del Mundial, realizó carrera continua a un ritmo suave. En varias vueltas al campo incluso lo hizo tocando balón, como en los posteriores ejercicios que cumplió en una esquina del terreno de juego. A la conclusión del entrenamiento, el doctor de la selección Óscar Celada confirmó la buena evolución de Iniesta, aunque se mostró cauteloso sobre su participación en el estreno mundialista.