España reencuentra la magia a las puertas del Mundial

FÚTBOL DE SEDA. La selección golea a Polonia y alimenta el sueño mundialista gracias a la brillantez de su juego.
EFE

España reencontró su fútbol de seda y su magia para acabar, con brillantez, de Polonia, y alimentó con una goleada su sueño de gloria en el Mundial de Sudáfrica que arrancará para la Roja dentro de ocho días en Durban contra Suiza.

El equipo español partirá el jueves hacia Johannesburgo con un inmejorable sabor de boca. Será la última de las selecciones participantes en llegar, pero lo hará con el aval de haber firmado una magnífica actuación en la prueba final de Murcia. El conjunto de Vicente del Bosque dio un paso adelante en su última prueba premundialista. Recuperó la identidad, el juego que no se había visto en Innsbruck contra Arabia Saudí y Corea del Sur, y, aunque las alarmas se encendieron en los graderíos y entre toda la afición por la incertidumbre ante la marcha de Iniesta
Del Bosque, como estaba previsto, optó por el once denominado de gala sin Sergio Ramos en el lateral derecho.

Andrés Iniesta y Xavi Hernández lideraron una vez más la exhibición de España en el inicio de partido. Ambos firmaron dos obras de arte, sobre todo la segunda, que se tradujeron en dos goles casi seguidos (minutos 12 y 14) de David Villa y David Silva.

Lo del segundo tanto fue un recital, una jugada para el recuerdo, plena de precisión, visión de juego y habilidad. De manual. Caviar futbolístico. Una acción para el recuerdo ante una Polonia desbordada que rubricó Silva a puerta vacía.

El conjunto de Franciszek Smuda, que había conseguido arrancar un 0-0 a Serbia en el anterior amistoso, quiso jugar en plan valiente, con una fuerte presión en el centro del campo. Pero en cuanto Xavi, Iniesta y compañía entraron en acción, no volvieron a ver prácticamente el balón. La diferencia de posesión fue tan abismal como escandalosa.

Hasta Íker Casillas, confirmado una vez más con su titularidad como el número 1 indiscutible al margen de debates, se sumó a la fiesta con una magnífica intervención en la primera y prácticamente única llegada de los polacos, con la que evitó el tanto de Peszko.

Xabi Alonso y Cesc Fábregas, nada más salir al campo en su partido 50 como internacional absoluto, convirtieron el festival de fútbol en vapuleo ante una Polonia que trató de revolverse, con faltas y algo más de presión, de echar mano de orgullo. No le valió de nada.

Cesc Fábregas asumió el mando por delante de Busquets y Xabi Alonso; Navas, que también saltó al campo a los diez minutos de la reanudación, y Pedro quisieron ser dos puñales por las bandas; y Torres encontró sensaciones perdidas. Su gol y el estreno anotador como internacional del barcelonista Pedro rubricaron el set que España le endosó a una Polonia destrozada.

6ESPAÑA: Iker Casillas; Arbeloa (Ramos, m.55), Puyol (Marchena, m.72), Piqué, Capdevila; Busquets, Xabi Alonso, Xavi (Cesc Fábregas, m.55), Iniesta (Pedro, m.39), Silva (Navas, m.55); y Villa (Torres, m.66).

0POLONIA: Kuszczak, Wojtkowiak, Zewlakow, Glik (Sadlok, m.46), Dudka; Blaszcykowski (Cetnarski, m.82), Murawski, Miezejewski (Matuszczyk, m.46), Nowak (Rybus, m.46), Peszko (Jodkowiwz, m.78); y Lewandowski (Sobiech, m.67).

Goles: 1-0, M.12: Villa. 2-0, M.14; Silva. 3-0, M.51: Xabi Alonso. 4-0, M.58: Cesc Fábregas. 5-0, M.76: Torres. 6-0, M.81: Pedro.
Árbitro: Michailis Koukoulakis (GRE). Sin amonestados.

Incidencias: Partido amistoso disputado en el estadio Nueva Condomina de Murcia ante unos 31.000 espectadores.