España quiere asentarse en el liderato en tierras escocesas

RECUPERACIONES. Xabi Alonso vuelve al once tras superar su gripe y Sergio Ramos parece en forma tras su golpe en el tobillo.
EFE

L a selección española disputa su último partido oficial de 2010, en el mítico escenario de Glasgow, el estadio Hampdem Park, de grato recuerdo para el madridismo, donde aspira a dar un paso de gigante hacia la Eurocopa 2012, ante una Escocia que llega con marejada por la dura crítica al planteamiento ultradefensivo en la derrota ante la República Checa.

España goleó a Liechtenstein (0-4) y alcanzó el liderato de grupo el pasado viernes cuando tumbó con tres cabezazos a Lituania en Salamanca (3-1). Las importantes bajas de jugadores como Xavi, Cesc, Fernando Torres, Albiol, Jesús Navas o Pedro, no afectan a una selección que va sobre ruedas.

Recupera, además, Del Bosque a un pieza clave en su engranaje, Xabi Alonso. El madridista no jugó ante Lituania por una gripe que ya está superada. Experimentó el seleccionador con Santi Cazorla, al que colocó por el centro fuera de su habitat natural. Será el sacrificado de un equipo que no mostrará más cambios si finalmente el cuerpo médico da el visto bueno para que juegue Sergio Ramos.

El defensa sevillano arrastra un fuerte golpe sufrido en el estadio Helmántico, pero confía en formar de inicio. Si no supera la prueba sería su compañero de club, Arbeloa, el que ocuparía el lateral derecho.

La Roja confía en que Villa afine la puntería ante un rival defensivo, como Escocia, que afronta ante España una oportunidad única de reivindicarse como selección que opte al segundo puesto del grupo o prácticamente enterrar sus opciones y dejar el protagonismo a Lituania o República Checa.

Después de las feroces críticas por el planteamiento de Craig Leivin, seleccionador de Escocia, en Praga, donde perdió 1-0 con un sistema táctico sin un solo delantero (4-6-0), modificará su pizarra para recibir a la campeona del mundo y apostará por Kenny Miller como novedad en la punta de ataque, buscando para la selección los goles que marca en el Glasgow Rangers.

El historial de enfrentamientos entre España y Escocia está bastante igualado. Cuatro victorias españolas por cuatro empates y tres derrotas. No vence en Glasgow desde 1974, gracias a un doblete de Quini.

Dos genios regresan a un campo donde hicieron historia
Vicente Del Bosque e Íker Casillas se reencuentran con el estadio Hampdem Park, donde fueron protagonistas en la última Champions conquistada por el Real Madrid, el 15 de mayo de 2002, y lo hacen alejados de sentimentalismos. La Novena del Real Madrid pasó a la historia por el gol de Zidane, la belleza plástica del gesto en un zurdazo con el cuerpo acomodado desde la frontal, en una noche especial para todos pero aún más para Íker Casillas en el triunfo, 2-1, ante el Bayer Leverkusen. Del Bosque le había quitado la titularidad para dársela a César. Fueron tres meses duros que vieron su recompensa en el minuto 67 de la final, cuando por una desgracia del portero titular le llegó el momento a Casillas. Respondió con una de las actuaciones estelares de su carrera. Tres paradas salvadoras en el descuento que iniciaron una leyenda.