España piensa en el amistoso como en la ocasión de mejorar su imagen

CON EL 4-0 DE PORTUGAL EN MENTE. Hay que borrar cuanto antes la dolorosa derrota del último amistoso.
EFE
La selección española, campeona del mundo en Sudáfrica, se concentró en la Ciudad del Fútbol, para comenzar a preparar el primer partido de 2011, un amistoso ante Colombia, con la baja de Cesc Fábregas por gastroenteritis y Fernando Torres como atracción tras su traspaso al Chelsea.

Se reencontraron en Las Rozas los internacionales españoles, que no estaban juntos desde el 17 de noviembre cuando cerraron el mejor año de la historia de la selección con una dolorosa goleada en un amistoso ante Portugal (4-0). Por eso hay propósito de enmienda y más después del mensaje que lanzó el técnico el viernes: “Hay que aprovecharlo para reflejar la conciencia de los jugadores. Está el lunar de Portugal, que no tiene que volver a ocurrir”, comentó.

Los jugadores que ayer hablaron van en la misma línea. “Venir con la selección es una alegría tremenda. Se afronta un partido contra Colombia que, aunque sea amistoso, siempre es importante defender nuestros colores”, declaró Sergio Ramos. Y el delantero Fernando Llorente asintió: “Sí que es cierto que los últimos amistosos no nos han ido muy bien, pero yo creo que esto no es lo normal”.

El lateral del Villarreal Joan Capdevila fue el primer jugador en llegar a la concentracióne española y, precisamente, Torres fue el último en incorporarse. El buen ambiente presidió el comienzo de la concentración y algunos de los futbolistas más bromistas hicieron comentarios simpáticos a Vicente del Bosque después de que éste recibiera esta semana el título de marqués por su contribución al deporte español.