España pasa como un rodillo por encima de China en busca de los cuartos

Marta Xargay lanza al aro en penetración en el encuentro ante China

La selección femenina logró su mayor diferencia histórica ante China (43-77) en su debut en el Preolímpico y tiene casi le billete de cuartos en su intento por alcanzar los Juegos de Río. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CHINA: X.Chen (7), Shao (9), Lu (-), Mengxin Sun (2) y H.Huang (6) --cinco inicial--; Mengran Sun (8), Wu (2), S.Huang (-), Gao (2), N.Chen (6) y Zhao (1).

 

ESPAÑA: Palau (3), Torrens (22), Cruz (9), Lyttle (12) y Nicholls (9) --cinco inicial; Xargay (12), Rodríguez (2), Domínguez (5), Gil (3), Pascua (-) y Quevedo (-).

 

PARCIALES: 8-15, 13-20, 14-19 y 8-23.

 

ÁRBITROS: Bonner (USA), Trawicki (POL) y Anaya (PAN). Sin eliminadas.

 

PABELLÓN: La Trocardiere de Nantes (Francia). 500 espectadores.

La selección española femenina de baloncesto ha comenzado de forma arrolladora su participación en el Preolímpico de Nantes (Francia), sumando una contundente paliza ante China (43-77) que refuerza su candidatura para competir este verano en Río de Janeiro.

 

Ambas selecciones se habían enfrentado en 25 ocasiones y jamás había ganado España por un margen tan amplio. Fue una victoria rotunda desde el primer minuto de partido cimentada en una gran labor defensiva de todo el equipo y en la inspiración ofensiva de Alba Torrens (22 puntos).

 

De esta forma, España prácticamente asegura su clasificación para cuartos de final, ese duelo decisivo que repartirá el billete olímpico, a la espera de resolver su partido de este miércoles contra Venezuela (18.00 horas), un rival más débil que China y que, salvo sorpresa, no debería plantar mucha batalla.

 

El equipo asiático se plantaba con el aval de su sexto puesto tanto en los últimos Juegos Olímpícos como el último Mundial, pero no fue rival para las chicas de Lucas Mondelo. Pese a su teórica superioridad física, las china no tuvieron nada que hacer ni siquiera en el rebote, donde también sucumbieron por un parcial de 48-30.

 

Esta labor interior fue compartida por Sancho Lyttle (12 puntos y 7 rebotes) y Laura Nicholls (9 y 11), dominadoras cerca del aro en un equipo que se mostró perfectamente engrasado y que no calmó su hambre ni en el último cuarto, que ganó por un parcial de 8-23 cuanto ya tenía la victoria sentenciada.