España llamará a consultas al embajador en Caracas después de que Maduro llame "basura corrupta" a Rajoy

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha adelantado este viernes que el Ejecutivo va a llamar a consultas al embajador español en Venezuela, Antonio Pérez-Hernández, ante su "preocupación" por la "crisis política" que se vive en aquel país.

Este anuncio se produce el mismo día en que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha convocado al embajador venezolano en España, Mario Isea, para protestar por los insultos que, una vez más, el presidente Nicolás Maduro ha dirigido al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, a quien ha llamado "basura corrupta".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha calificado de "intolerable y lamentable" la actitud de Maduro, la cual, a su juicio, "dice mucho más de él que de los que en España defienden la libertad".

La vicepresidenta también ha expresado la "preocupación" del Gobierno en funciones por la situación que se vive en Venezuela, donde residen unos 200.000 españoles, y ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" y al "diálogo".

 

"Basura corrupta te digo, Rajoy. Basura colonialista, a Venezuela se le respeta", ha dicho en el discurso que ha pronunciado al término de una multitudinaria marcha por Caracas en contra de la Ley de Amnistía aprobada por la nueva Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

 

Maduro ha escuchado el testimonio de varias víctimas de la "guarimba" (violencia callejera) de las revueltas opositoras de 2014, incluido un trabajador del Metro de Caracas. "Yo te pregunto a ti, Rajoy: ¿Debo premiar a los que atacaron a este muchacho con una Ley de Amnistía o deben ser castigados? ¿Que harían en España?", ha planteado.