España evita la euforia con el recuerdo de Estados Unidos

SIN CONFIANZAS. “Mal haríamos en pensar que ya estamos en semifinales” asegura el capitán español, Iker Casillas. CONJURA. Los internacionales recuerdan la final de la Copa Confederaciones
efe / Potchefstroom

Los internacionales españoles tienen presente lo que ocurrió hace un año en el mismo escenario, en Sudáfrica, en la Copa Confederaciones ante Estados Unidos, y recurren a ello para evitar cualquier euforia tras quedar emparejados con Paraguay en los cuartos de final del Mundial 2010.
“Máximo respeto a Paraguay”. Fue el mensaje que trasladó el seleccionador español Vicente del Bosque a su grupo de jugadores. Rápidamente a la cabeza de todos vino lo acontecido hace un año en las semifinales de la Confederaciones, cuando Estados Unidos cortó la racha victoriosa de España.

Aquella derrota fue comentada ayer por los futbolistas de la Roja para evitar excesos de confianza ante una selección como Paraguay en un duelo en el que todos dan como favorito a España.
“En el partido ante Paraguay tenemos el ejemplo de otros encuentros que hemos tenido ante selecciones como Estados Unidos, que a priori son rivales menores, pero que nos sacaron los colores”, avisa el capitán Iker Casillas.
“Mal haríamos en pensar que estamos ya en semifinales antes de jugar el partido. Ante todo hay que respetar a Paraguay porque son una buena selección, con mucho oficio. Tenemos que disfrutar la posibilidad de jugar unos cuartos de final, ganar y estar en semis”, añadió.

Es la línea que siguen sus compañeros al hablar del cruce de cuartos. “Va a ser como una final, un partido de máxima tensión. Desde ahora la adrenalina la vamos a mantener hasta que nos eliminen o ganemos la final. Ante Paraguay estamos seguros que va a ser un partido muy duro, en el que si te relajas mínimamente lo pagaremos caro”, opinó Gerard Piqué. “Paraguay va a ser aún más complicado que Portugal. Son unos cuartos de final de un Mundial, una barrera que la selección lleva muchos años sin superarla y vamos a sentir esa presión añadida”, avisó.