“España es un país muy sensible al autismo, pero aún queda mucho trabajo por hacer”

(Foto: E. P.)

Zoila Guisuraga, psicóloga e investigadora sobre el autismo en Salamanca, destaca que este trastorno se diagnostica entre los 18 y los 24 meses de edad y su frecuencia es de un caso de cada 150 niños. “Muy frecuente”, reconoce.

“El apoyo público para apoyar al autismo no es el que nos gustaría, y menos ahora con los recortes que se están produciendo. Pero sí es cierto que existen centros de apoyo para ayudar a niños y adultos con este problema. De hecho, España es un país muy sensible al autismo, pero aún queda mucho trabajo por hacer”.

 

Así lo indica Zoila Guisuraga, psicóloga e investigadora del programa Infoautismo de la Universidad de Salamanca (USAL) y de la Asociación Síndrome de Asperger y TGD de Salamanca, quien reconoce además que sería necesaria la realización de más “campañas de promoción para dar a conocer qué es el autismo, cómo se detecta y, especialmente, cómo y dónde se puede ayudar a la gente que padece este trastorno cognitivo”.

 

El autismo se produce por una serie de trastornos caracterizados por graves déficit del desarrollo, permanente y profundo. Estos afectan a la socialización, la comunicación, la imaginación, la planificación y la reciprocidad emocional, y evidencia una serie de conductas muy inusuales.

 

La prevalencia de esta enfermedad es de  un caso de cada 150 niños, “por lo que es más común de lo que parece. Hace unos años era considerada como una enfermedad rara que contaba incluso con un centro de apoyo y ayuda a estas personas”, hasta que se empezó a hablar de autismo.

 

Zoila Guisuraga, psicóloga e investigadora del autismo¿Cómo se detecta si un niño es autista? “En Salamanca, desde el año 2005 trabajamos en un programa de investigación, Infoautismo, también con el apoyo del centro Carlos III de Madrid, en el que se realiza un Cuestionario de Autismo en la Infancia- Modificado (M-Chat), que se basa en 23 ítems del desarrollo de los niños y se traslada al ámbito de los social sobre el comportamiento de los niños, si juegan solos, cómo lo hacen, su relación con otros niños…”, explica Zoila Guisuraga. De hecho, se detecta entre los 18 y los 24 meses de vida pero requiere un tratamiento de por vida con el fin de llevar una vida lo más normal posible.

 

¿Cómo se trata el autismo? “En Castilla y León hay equipos de atención temprana  para tratar este tipo de trastorno del sistema cognitivo, sin olvidar que existen varios grados ya que no todos tienen la misma incidencia en la persona”, señala Guisuraga. De hecho, en función de la gravedad o no de este trastorno o enfermedad, hay centros ordinarios con apoyo y otros centros de Educación Especial como el que existe en Salamanca capital, llamado La Cañada.

 

Este centro ofrece un servicio educativo que la Asociación Ariadna ha creado para promover el bienestar y la calidad de vida de las personas afectadas de autismo y/o T.G.D. en Salamanca. Los expertos siguen un modelo educativo integrador que permite la escolarización de los alumnos en “el entorno menos restrictivo posible” en base a tres principios básicos: normalización, integración y participación.

 

¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE ASPERGER Y AUTISMO?

 

“Para que todo el mundo lo entienda, y sin entrar en cuestiones más técnicas, un Asperger tienen unos síntomas más leves que el autista ya que no hay tantos problemas para expresarse y el trastorno es mucho menor y necesita un tratamiento menos intenso”, indica Zoila Guisuraga.

 

¿Se puede llevar una vida normal? “La verdad es que es bastante complicado llevar una vida normal tal y como lo podemos entender cada uno de nosotros. Hay situaciones sociales que requieren un apoyo continuo y la gente necesita un tratamiento durante toda su vida para intentar mejorar en su relación en casa, con los demás…”.

 

¿Es más complicado en los adultos? “Siempre pongo un ejemplo. Si un adulto que padece esta enfermedad trabaja en una fábrica y realiza un trabajo continuo, él puede ejecutarlo de manera mecánica pero siempre va a necesitar un apoyo ya que de lo contrario, no podría hacerlo ni relacionarse de una manera más o menos correcta”, señala Zoila Guisuraga.

 

¿CÓMO SE CELEBRA EL DÍA MUNDIAL DEL AUTISMO?

 

“El objetivo principal y el lema de este día es iluminar de azul las ciudades colocando globos de ese color en las ventanas. Uno solo no hace nada pero sí poco a poco la gente se va concienciando lograremos iluminar de azul cada ciudad y ser más conscientes y apoyar este problema”, concluye Zoila Guisuraga, psicóloga e investigadora del autismo.

 

El movimiento “Ligth it up Blue” (“Ilumínalo de azul”) es una idea de la organización americana para la investigación de las causas, la prevención y la intervención del autismo “Autism Speaks”. El año pasado más de 200 edificios, monumentos y lugares emblemáticos de todo el mundo se iluminaron de azul: el Empire State Building, el Rockefeller Center, las cataratas del Niágara, la estatua del Cristo Redentor en Brasil, la ópera de Sidney en Australia, la Torre Agbar de Barcelona o el Palau de la Música de Valencia, entre otros.

 

En el año 2007, la Asamblea General de la ONU designó el 2 de abril como día para aumentar la conciencia pública sobre la problemática del autismo y generar actividades sobre la importancia del diagnóstico precoz y la intervención temprana.

Noticias relacionadas