“España es un país bancarizado”

Luis Pineda (centro) y Juan José Santos Terrón (derecha), en un acto de Ausbanc en Salamanca.

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, ha celebrado los recientes éxitos judiciales de la entidad en Salamanca

En los últimos días, Ausbanc ha conseguido cuatro sentencias favorables para sus socios por permutas financieras o “swaps”. Bankinter, Banesto y Banco Popular han tenido que devolver medio millón de euros en Salamanca a una cooperativa de agricultores y ganaderos, dos pymes y un autónomo.

 

Una permuta financiera es, básicamente, un crédito en el que el banco “asegura” al cliente el tipo de interés. Esto es, el baco pone un “seguro” al préstamo por si sube el tipo de interés, pero lo hace a sabiendas de que el movimiento va a ser el contrario. A la vez que coloca ese seguro por si los tipos suben, coloca una “cuota suelo” de forma que, si bajan (cosa que los bancos saben que sucederá), el cliente va a seguir pagando el mismo tipo de interés en su préstamo. “Es una apuesta”, explica Luis Pineda, “en la que se gana muy poco en comparación con lo que se pierde”.

 

Cuando el cliente quiere liquidar la permuta, las cuotas que exigen los bancos son desorbitadas, y ofrecen un segundo préstamo para pagarlo. “Te violan dos veces”, ha resumido el presidente de Ausbanc, que admite que “el swap es una buena práctica bancaria en grandes operaciones, como las de las compañías aéreas para adquirir petróleo, pero no para los particulares”.

 

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, ha manifestado su satisfacción acerca de que sea en Salamanca “donde se reivindique y se obtenga el éxito judicial”, refiriéndose a la lucha de los ciudadanos contra los bancos. “España es un país bancarizado en el que no se puede vivir sin tener relación con un banco”, ha asegurado Pineda, poniendo como ejemplo la cantidad de facturas que no pueden pagarse sin pasar por una entidad bancaria.

 

Las últimas sentencias favorables para los socios de Ausbanc que se han conseguido en Salamanca demuestran, según Pineda, “que es un error pasar página ante uno de estos casos. Las permutas financieras no son como las hemorroides, que se sufren en silencio”. De esta forma, ha animado a todos los afectados por las “swaps” a que denuncien su caso, porque tienen posibilidades de recuperar su dinero.

 

Actualmente hay otros doce expedientes en Salamanca esperando sentencia, y los afectados en la provincia superan el millar.

 

 

 

Situación de Caja España-Duero

Luis Pineda también se ha referido a la delicada situación por la que pasa la entidad Caja España-Duero. “La inyección económica parece indispensable”, ha apuntado, pero también ha apostillado: “Debe servir para que la entidad tenga una estructura soportable, para que consuma pocos recursos y ofrezca muchos.” De ser así, ha asegurado Luis Pineda, desde Ausbanc valorarían positivamente la intervención.

 

De la misma forma que con las permutas financieras, el presidente de Ausbanc ha animado a todos los afectados por los expedientes de Caja Duero a que reclamen. “El que haya sido engañado tiene derecho a la devolución de capital y debe ir a un tribunal. Al que se calle le pasará por encima la apisonadora.”

Noticias relacionadas