España es el 43º país que ofrece un entorno más favorable para el crecimiento de las empresas

España es el 43º país que ofrece un entorno más favorable para el crecimiento de las empresas de los 60 analizados en el ranking mundial 'Global Dynamism Index 2015', elaborado por Grant Thornton en colaboración con The Economist Intelligence Unit (EIU).


MADRID, 14 (EUROPA PRESS)



El país sube un puesto respecto a la anterior edición, de 2013, y se sitúa por delante de Italia y Grecia, que comparten el puesto 51 en un grupo de cola formado, fundamentalmente, por economías emergentes o en vías de desarrollo. Portugal adelanta a España con una subida de 16 posiciones respecto a 2013 y obtiene el puesto 38, mientras que Francia ocupa la 23ª posición.

El ranking se basa en el análisis de las cinco áreas básicas para el crecimiento empresarial (entorno regulatorio y político, entorno financiero, ciencia y tecnología, entorno laboral y economía y crecimiento), obtenido a través de 22 indicadores. La media de los resultados obtenidos en cada una de las cinco áreas marca la posición final en el ranking general.

España obtiene un puesto 21 en la categoría de entorno regulatorio y político, impulsado principalmente por una buena calificación en apertura al comercio internacional. Sin embargo, en el indicador de entorno financiero se queda en la posición 50, a pesar de la buena calificación de su sistema de supervisión bancaria, que ocupa el tercer lugar compartido con otros quince países. En acceso a la financiación el país obtiene el 47 puesto y en el indicador del Impuesto de Sociedades, el 40.

En la categoría de ciencia y tecnología, España se encuentra en la posición 29, debido a unos resultados relativamente buenos en gasto en i+D y en penetración de banda ancha. El indicador de aumento del gasto en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se queda en el puesto 43.

EL LASTRE DEL PARO

En el apartado de entorno laboral y capital humano alcanza el puesto 55º. A pesar de obtener un puesto 8 en el indicador de expectativa de permanencia en el sistema educativo, el del paro coloca a España en el puesto 58, el de envejecimiento de la población en el 55 y el de productividad en el 47, compartido con Grecia.

Por último, en la categoría de economía y crecimiento España logra un puesto 41, por detrás de Irlanda (11º), pero por delante de Alemania (43º), Francia (52º) e Italia (57º).

SINGAPUR, ISRAEL Y AUSTRALIA ENCABEZAN EL RANKING

Singapur, Israel y Australia encabezan el ranking de este año y los diez primeros puestos los completan Finlandia, Suecia, Eslovenia, Suiza, Noruega, Canadá y Taiwán. Entre los veinte primeros se encuentran también algunas de las mayores economías, como Alemania (11ª posición), Estados Unidos (12ª) y China (14ª). Japón, la tercera economía mundial, se sitúa en el puesto 36.

Por regiones, Norteamérica, Asia-Pacífico y Europa Occidental son las que ofrecen un entorno más dinámico, mientras que África, Oriente Medio y Latinoamérica son las que menos favorecen el crecimiento empresarial.

"Entrar en un nuevo mercado es una de las decisiones más complicadas a las que se enfrenta una empresa, puesto que existen multitud de factores en juego. Por ejemplo, una economía en rápido crecimiento no es necesariamente la mejor opción si presenta altas barreras de entrada o no ofrece la suficiente seguridad jurídica", ha explicado el Chief Economist de Grant Thornton y asesor del Fondo Alinea Global, Álvaro Sanmartín.

"La buena noticia es que muchos de los indicadores dinámicos que nos han lastrado en esta edición (basada en datos de 2014) están mejorando notablemente, al tiempo que mantenemos una buena posición en aspectos más estructurales que resultan fundamentales para el crecimiento empresarial", ha añadido Sanmartín.