España denuncia que Venezuela colaboró con ETA y con las FARC

Auto de la Audiencia. El juez Eloy Velasco señala que el grupo terrorista colombiano quiso asesinar a Uribe y a Pastrana durante su estancia en España, por lo que dicta busca y captura para doce procesados
Agencias

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco denuncia la “cooperación gubernamental” del Gobierno de Venezuela “en la ilícita colaboración” entre ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en un auto en el que procesa a seis presuntos etarras y siete miembros del grupo colombiano por compartir información sobre el manejo de explosivos e intentar cometer varios asesinatos, entre ellos el del presidente del país sudamericano, Álvaro Uribe, y su antecesor Andrés Pastrana.

En un auto hecho público ayer, Velasco dicta orden de busca y captura para doce de los procesados –todos menos la integrante de la Comisión Internacional de las FARC Remedios García Albert, que vive en España– y solicita su extradición a los Gobiernos de Venezuela y Cuba, países en los que residen en la actualidad.

Entre ellos se encuentra el etarra Arturo Cubillas Fontán, que en octubre de 2005 fue nombrado director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura y Tierras por el Ejecutivo de Hugo Chávez, mientras era responsable del colectivo de ETA en esa zona de América desde 1999 y se encargaba de coordinar las relaciones con las FARC. El auto recuerda que en 1990 se casó con la venezolana Goizeder Odriozola Lataillade, que ocupa desde enero de 2007 el cargo de directora de Relaciones Institucionales del Ministerio del Poder Popular para el Deporte.

El juez también detalla que en marzo y septiembre de 2000 dos miembros de las FARC –Edgar Gustavo Navarro Morales, El Mocho, y Víctor Ramón Vargas Salazar, Chato– se trasladaron a España y pidieron “colaboración” a miembros de ETA para localizar a Pastrana, y “más recientemente” trataron de hacer seguimientos al actual presidente colombiano, Álvaro Uribe.

Los etarras procesados son Arturo Cubillas Fontán, José Ignacio Echarte Urbieta, Ignacio Domínguez Achalandabaso, José María Zaldúa Corta, José José Ángel Urtiaga Martínez y José Miguel Arrugaeta San Emeterio. El juez imputa a todos el delito de colaboración con organización terrorista; a los cuatro primeros, además, el de tenencia de explosivos; y a Cubillas Fontán también el de conspiración para cometer homicidios terroristas.

Este último delito es atribuido también a los supuestos miembros de las FARC Gustavo Navarro Morales y Víctor Ramón Vargas Salazar.