España coge sensaciones a partir de su defensa

Marta Xargay

Alba Torrens y Astou Ndour lideran el triunfo sobre Lituania.

 

FICHA TÉCNICA


LITUANIA: Okockyte (7), Nacickaite (8), Solopova (8), Kuktiene (7) y Sikniute (2) --cinco inicial--; Gutkauskaite (5), Grigalauskyte (2), Petronyte (9), Linkeviciene (8) y Alminaite (2).

ESPAÑA: Palau (5), Xargay (2), Torrens (18), Nicholls (6) y Ndour (22) --cinco inicial--; Domínguez (4), Cruz (13), Martínez (-), Gil (-) y Pascua (2).

PARCIALES: 5-13, 10-15, 20-21, 23-23.

PABELLÓN: Arena Sopron.

La selección española de baloncesto femenino arrancó con victoria la defensa de su título continental ante Lituania (58-72), en el primer encuentro dentro del Grupo D del Eurobasket de Hungría y Rumanía, un sólido triunfo liderado por una gran defensa y los 40 puntos y 19 rebotes que combinaron Torrens y Ndour.

Las de Lucas Mondelo se sacudieron los nervios y pasaron por encima de una rival que apenas inquietó. En la primera mitad, España se hizo fuerte bajo los aros, haciendo pequeñas a las torres lituanas. Después, llegando a tener los 20 puntos de ventaja (21-41) las vigentes campeonas aguantaron el intento de reacción rival.

Y es que Lituania, sin nada que perder, buscó su acierto desde la línea de tres y apretó el marcador de cara al último parcial. Ahí, España recuperó la disciplina y la táctica de Mondelo para dar el último paso hacia la victoria. España descansará ahora y el sábado jugará su segundo encuentro, ante una Eslovaquia que se impuso (69-72) ante Suecia.

El aviso de las eslovacas exigirá a España dar un paso al frente después de un debut más plácido de lo esperado. La gran defensa planteada por la subcampeona del Mundo dejó a Lituania en cinco puntos en el primer cuarto. Aún así, ambas no gozaron de mucho acierto en los primeros 20 minutos (5-13). Poco a poco, Alba Torrens y Astou Ndour marcaron la diferencia sobre el parqué del Arena Sopron.

Ndour hizo olvidar a las primeras de cambio la sensible ausencia de Sancho Lyttle, el 'Pau Gasol' de las pupilas de Mondelo como el propio técnico reconoció el día de la convocatoria. La torre española terminó firmando un 'doble-doble' (22 puntos y 12 rebotes) que llevó a España siempre por delante. Ya en el segundo cuarto, Lituana comenzó a buscar su repertorio de triples, pero no fue hasta la segunda mitad cuando comenzaron a llegar.

Ahí, en el tercer cuarto, España pareció dejar atrás a su rival. Pero el acierto exterior de las lituanas dejó el partido abierto de cara al último parcial. Sin embargo, el combinado español también supo gustarse con Anna Cruz en el triple, aguantando los intentos de las bálticas (52-66). Lituania demostró con un final trabajado no ser una cualquiera en la cita continental, pero España dio el primer paso en su camino al título.