España coge color y barre de la pista a Senegal

Los internacionales escuchan a Juan Antonio Orenga

España disputó un partido muy completo tanto aprovechando el poderío interior como del talento de sus exteriores para ganara a Senegal 88-49.

 

DATOS DEL PARTIDO

 

ESPAÑA: P. Gasol (20), R Fernández (8), S. Rodríguez (7), JC Navarro (9), JM Calderón (5), F. Reyes (2), V. Claver (-), R. Rubio (8), S. Llull (5), M. Gasol (6), S. Ibaka (15), D. Diez (3).

 

SENEGAL: M. Diop (2), Ndoye (4), X. D'Almeida (7), T. Niang (0), I. Thomas (5), M. NDoye (4), D. Thiam (0), M. Faye (0), S. Sene (9), H. NDiaye (2), G. Sy  Dieng (12), M. Ndour (4)

La selección española de baloncesto se impuso con claridad a Senegal  en el quinto encuentro de preparación de la Copa del Mundo que el equipo de Juan Antonio Orenga dejó sentenciado al descanso (46-24).

 

Pau Gasol e Ibaka fueron los máximos anotadores de España, en el duelo amistoso entre dos selecciones que volvieron a enfrentarse 24 años después. Pero esta vez la selección, además de su tremendo poderío interior encontró a varios de sus jugadores exteriores y equilibró más su juego de ataque. A excepción de Víctor Claver todos los jugadores consiguieron anotar. 

 

La anfitriona del Mundial se dio un paseo ante una entregada afición canaria. Las Palmas, una de las sedes de la cita, disfrutó del recital ofensivo de una España que siguió también limando su defensa, como en los dos últimos amistosos ante Turquía. El rival se fue desinflando ante unas ventajas en el marcador que continuamente mostraban el lado más efectivo de los de Orenga, cuya próxima cita será el miércoles ante Croacia.

 

El primer parcial fue ya una clara declaración de intenciones de los españoles, con todas las piezas funcionando y acertando de cara al aro rival. Las diferencias las volvió a marcar Pau Gasol, que terminó el primer parcial con nueve puntos. Pero los tiradores no tardaron en apuntarse a la fiesta canaria. Junto al pívot de los Bulls, Serge Ibaka, se hizo dueño del juego interior, ante un Sy Dieng que sin duda plantó batalla.

 

Además, Ricky Rubio funcionó bien en la creación y el juego exterior acertaba para poner a España con una clara diferencia en el marcador tras los primeros 10 minutos (23-13). La buena muñeca de los españoles se confirmó en el segundo parcial. Y es que después de los primeros puntos de Rudy Fernández en el inicio del partido, José Manuel Calderón se unió a la fiesta con dos triples casi seguidos desde la línea de tres.

 

Al recital ofensivo España añadió una férrea defensa que mejora con el paso de cada partido de esta 'Ruta Ñ' y que secó más de una posesión rival dejando el marcador muy dispar al descanso (46-24). Tras el paso por los vestuarios los de Orenga no quitaron el pie del acelerador y los hermanos Gasol se encargaron de destrozar la zona senegalesa. Por si fuera poco, Llull se sumaba al acierto de tres.  Cheik Sarr, seleccionador rival, se veía obligado a parar la sangría con un tiempo muerto (56-26).

 

Los africanos reaccionaron con un parcial de 0-8, pero la ventaja al último cuarto seguía siendo abismal. Como repartiendo el protagonismo y el crecimiento que espera Orenga en cada partido, los últimos diez minutos fueron para lucimiento de los bases. Ricky y Sergio Rodríguez hacían las delicias del pabellón mientras que Ibaka seguía sumando. Con la ola en la grada, España cerró su paseo con Pau e Ibaka como máximos anotadores ante una Senegal de la que se esperaba más batalla.