España busca extender alianzas a otros países para lograr un aumento del presupuesto agrario y ayudas

Arias Cañete ha reconocido que para España "hubo un avance significativo respecto de la propuesta inicial del presidente".
EUROPA PRESS

El ministro de Agricultura, Miguel Ángel Arias Cañete, ha avanzado este miércoles que España buscará ampliar las alianzas con otros países de la UE más allá de Francia e Irlanda para lograr un aumento del presupuesto multianual europeo para el periodo 2014-2020 para agricultura y desarrollo rural.   

"España sigue defendiendo que tiene que haber incrementos adicionales del gasto agrario y por eso vamos a aprovechar este Consejo para seguir nuestro diálogo con Francia, con Irlanda y extenderlo a otros países para tratar que en la nueva ronda de negociaciones se puedan poner encima de la mesa incrementos adicionales al primer pilar (ayudas directas a los agricultores y medidas de mercado) y al segundo pilar de la política agraria común (ayudas al desarrollo rural)", ha explicado el ministro a su llegada a la reunión de ministros del ramo de la UE.   

Arias Cañete ha reconocido que para España "hubo un avance significativo respecto de la propuesta inicial del presidente (del Consejo Europeo, Herman) Van Rompuy", que propuso aumentar el presupuesto para ayudas directas y medidas de mercado en unos 8.000 millones a los jefes de Estado y de Gobierno la semana pasada tras recordar que España y Francia defendían el presupuesto inicial de la Comisión, que ya "comportaba reducciones del presupuesto agrario" respecto del presupuesto actual que cubre 2007-2013.   

"Pero todavía queda mucho trecho por recorrer", ha insistido el ministro, que ha reiterado que junto con Francia e Irlanda los tres países defienden "peticiones adicionales" tanto para ayudas directas a los agricultores y medidas de mercado como para desarrollo rural.   

La Comisión Europea propuso un presupuesto inicial de 286.551 millones de euros para el gasto agrario para el periodo 2014-2020 frente a los 304.830 millones del presupuesto actual. Van Rompuy propuso en su última propuesta de compromiso elevar en unos 8.000 millones el presupuesto para agricultura hasta los 277.852 millones.   

España, Francia e Irlanda han creado un frente común para reclamar no obstante un presupuesto adicional agrícola de 6.000 millones de euros, pero también han reclamado, ha explicado el ministro, "cantidades adicionales" cuya cantidad no ha querido desvelar. "Habrá que volverlas a replantear porque la negociación sigue abierta", ha justificado.   

"A lo largo de este Consejo seguiremos en contacto con nuestros aliados para ver la mejor estrategia para que en la ronda final de las perspectivas financieras podamos conseguir incrementos adicionales para financiar la política agraria común", ha recalcado el ministro. El ministro se ha mostrado "optimista" sobre las peticiones de Espala porque mantiene "alianzas fuertes con países importantes" en el sector agrario como Francia e Irlanda, país que Arias Cañete ha recordado que asumirá la próxima presidencia de turno de la UE en el primer semestre de 2013, además de "un aliado importante" como es el Parlamento Europeo "que está reclamando que la política agraria común tiene que tener dotaciones financieras suficientes porque si no la reforma no estaría justificada". "Queremos ampliar la base (de aliados)", ha recalcado el ministro, que ha confiado en que países "con un interés claro" agrícola como Italia, Austria, Polonia y Hungría se puedan sumar al frente creado por España, Francia e Irlanda.   


"Hay muchos países que tienen un fuerte componente de gasto agrario y de necesidad de apoyo a sus agricultores que pudieran sostener un apoyo importante a la política agraria común", ha explicado el ministro, que ha recalcado que España comparte "la preocupación" de la Eurocámara de que "es muy difícil hacer una reforma tan profunda de la política agraria común sin recursos suficientes".

LA PAC, LO MÁS IMPORTANTE
Por ello, "el Gobierno está defendiendo el presupuesto agrario". "Ha sido siempre la política más importante de todo el presupuesto comunitario, la política que ha tenido más tradición en la Unión Europea y que ha tenido más éxitos en la fijación de población en el territorio, de tener una alimentación sana y segura y de garantizar la competitividad del sector agrario europeo", ha justificado el ministro.   

El Gobierno "evidentemente" todavía no conoce las ayudas agrícolas y de desarrollo rural que le corresponderían a España para el periodo 2014-2020 porque "el debate no se ha cerrado" sobre el próximo presupuesto europeo, que los líderes europeos tratarán de cerrar en una cumbre a finales de enero o principios de febrero.   

"Cuando terminen las negociaciones veremos si existen reducciones o no reducciones, las negociaciones no han concluido. Las cartas siguen encima de la mesa", ha concluido el ministro.