España, Alemania, Francia, Italia y R. Unido lanzan un proyecto piloto contra la evasión fiscal

Piden a Bruselas más medidas para combatir el fraude

España, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido han lanzado este martes un proyecto piloto para mejorar el intercambio multilateral de información fiscal con el objetivo de combatir el fraude y la evasión de impuestos.


Los cinco grandes países de la UE han pedido al resto de Estados miembros que se sumen a la iniciativa -en un mensaje dirigido especialmente a Austria y Luxemburgo, donde todavía está vigente el secreto bancario- y han solicitado a Bruselas más medidas antifraude.

"Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido han acordado hoy trabajar en una facilidad piloto de intercambio multilateral entre nuestros países", anuncian los cinco países en una carta conjunta remitida a la Comisión Europea y firmada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

"Este proyecto piloto no sólo ayudará a capturar y disuadir a los evasores fiscales sino que también servirá como modelo para un acuerdo multilateral más amplio que esperamos ver en su debido momento", señalan los ministros, que apuntan que utilizarán como base del intercambio el prototipo que ya han pactado con Estados Unidos.

"Invitamos a otros Estados miembros de la UE a que se sumen a este piloto y esperamos que Europa pueda asumir el liderazgo a la hora de promover un sistema mundial de intercambio automático de información, eliminando los lugares para esconderse de los que quieren evitar pagar sus impuestos", prosigue la misiva.

"En este contexto, queremos también discutir cómo realizar progresos en Europa para mejorar el intercambio de información fiscal entre todos los Estados miembros", apuntan los ministros.

"Esta agenda es importante tanto para la protección de los ingresos como para garantizar la confianza de nuestros ciudadanos en la equidad y la eficacia de nuestros sistemas fiscales", resalta la carta.

El comisario de Fiscalidad, Algirdas Semeta, ha celebrado la iniciativa de estos países y ha señalado que "el intercambio automático de información es el único camino a seguir". "La transparencia es la clave para luchar contra la evasión fiscal y el entorno internacional en estos momentos deja poco margen a los que se resisten, ha avisado.

Semeta ya celebró este lunes que Luxemburgo se mostrara dispuesto a mejorar la cooperación en materia fiscal con el resto de Estados miembros y avisó a Austria de que corre el riesgo de quedarse aislada si persiste en su defensa del secreto bancario.