Escritora, impulsora de la Institución Libre de Enseñanza

Gran profesional. Natural de la localidad de La Robla, fue una de las integrantes de la Generación de los 50 y formó en la ciudad de León un grupo literario que publicó la revista de poesía ‘Espadaña’
ICAL
La escritora Josefina Aldecoa falleció en la mañana de ayer en su vivienda de la localidad cántabra de Mazcuerras, donde residió en los últimos años, a los 85 años, como consecuencia de una insuficiencia respiratoria. Así lo confirmaron fuentes del Ayuntamiento de La Robla (León), donde nació el 8 de marzo de 1926 la que fuera una de las principales impulsoras de la Institución Libre de Enseñanza (ILE). De familia de maestros, Josefina Aldecoa vivió en León, donde formó parte de un grupo literario que produjo la revista de poesía Espadaña. Se trasladó a Madrid en 1944, donde estudió Filosofía y Letras y se doctoró en Pedagogía por la Universidad de Madrid sobre la relación infantil con el arte, tesis que luego publicaría con el título El arte del niño. Durante sus años de estudio en la facultad entró en contacto con parte de un grupo de escritores que luego iban a formar parte de la Generación de los 50, como Carmen Martín Gaite, Rafael Sánchez Ferlosio, Alfonso Sastre, Jesús Fernández Santos e Ignacio Aldecoa, con quien se casó en 1952 y del que tomó su apellido. Tradujo para Revista Española, dirigida por Ignacio Aldecoa, Rafael Sánchez Ferlosio y Alfonso Sastre, el primer cuento publicado en España de Truman Capote.

Autora de muchas obras
En 1998 escribió el ensayo Confesiones de una abuela, en el que abordaba la relación y experiencias vividas con su nieto. En 2000 publicó Fiebre, una antología de cuentos escritos entre 1950 y 1990, y en 2002 El enigma, novela de temática amorosa. En 2004 obtuvo el Premio Castilla y León de las Letras, y 3n 2005 publicó La casa gris, una obra que escribió cuando tenía 24 años.