Es una cuestión de honor

Moreira será de la partida, aunque esta vez es probable que como segundo punta

Partido a domicilio para la UDS, clave no tanto para seguir en esa lucha por arriba, a la que no acaba de apuntarse, como para evitar sustos que puedan venir d ela parte de abajo. En tierras gallegas puntuar es una cuestión de honor y de algo más. 

Visita de la UDS a Orense. Enésimo intento por ganar fuera de casa, algo que no se ha conseguido en 2013, para algunos la última oportunidad de creer en un objetivo decente... consideraciones entorno al partido que le espera al conjunto salmantino puede haber varias pero lo cierto es que hoy por hoy lo único que se le pide al equipo es que consiga realizar un partido ‘potable’. Eso ya debe ser una cuestión de honor.

 

Aunque las matemáticas permitan hacer las cuentas de la lechera la realidad es que pocos, muy pocos, creen que este Salamanca pueda estar en la lucha por el ascenso pero la trayectoria es tan floja desde el mes de diciembre que ya hay quien cree que más vale sumar cuanto antes de tres en tres si no quiere verse complicado a poco que otros resultados dejen de acompañar. En un grupo tan irregular cualquier cosa puede suceder así que lo primero es ponerse a salvo y para eso hay que sumar en confianza y puntos.

 

La semana festiva ha ayudado a que las aguas hayan bajado más calmadas que en las precedentes. María pedía tranquilidad entorno al equipo y eso al menos lo ha tenido así que cualquier alusión a lo extradeportivo como excusa en esta jornada no va a valer.

 

Al margen de lo que tuviera en mente, al técnico salmantino le tocará introducir variantes en su once del que se caen, por problemas físicos, dos de sus titulares: Raúl Fuster y Pablo De Lucas. Con la ausencia de éste es más que probable la vuelta de Igor al once inicial y habrá que ver quién es el hombre elegido para cubrir el hueco en el lateral, aunque todo parece pasar por Coque o Pol.

 

Habrá que ver si esta vez el equipo salmantino puede con un rival al que precede en la clasificación como el Ourense. Si los blanquinegros suman cinco jornadas sin conocer la victoria, su rival acumula cuatro y llega a este partido tras ceder ante el San Sebastián de los Reyes y empatar con el Alcalá.

 

El duelo comenzará a las 17.30 horas y estará dirigido por el árbitro del colegio cántabro López Parra.