“Es un mazazo, pero quedan seis finales y no vamos a rendirnos”

D’ALESSANDRO, SOBRE EL PARTIDO. “En la primera parte ellos se fueron arriba, pero en la segunda salimos a por todas y lo teníamos controlado”. TABLAS. El técnico cree que hubieran sido lo más justo
D.G.

El entrenador del Salamanca, Jorge D’Alessandro explicaba sus sensaciones al término del partido partiendo de lo último que sucedió, el gol de Hidalgo, que definió como “una jugada imprevisible, un barullo en el que surgió la desgracia para nosotros y se nos fue el partido. Ha sido una jugada desgraciada y un mazazo para nosotros porque el partido estaba para cualquiera de los dos. Es muy duro por la forma”, señaló el entrenador argentino.
“El partido ha tenido muchas lecturas. En la primera fue el Albacete el que fue arriba, haciendo un desgaste físico impresionante. Nos entraron muy bien por la banda de Sales con Zamora. Aunque lo sabíamos, la verdad es que nos llegaron. Pero en la segunda, nosotros fuimos a por todas, saqué a Quique Martín en una apuesta totalmente ofensiva y fuimos superiores. En la segunda parte lo teníamos controlado y fuimos a por todas. Creo que las tablas habrían sido lo más justo”, manifestó el entrenador unionista, convencido de que su equipo mereció un premio mayor en el Carlos Belmonte.

D’Alessandro se quejó de un penalti sobre Azkorra, pero no quiso hacer demasiada leña arbitral, incidiendo nuevamente en que este resultado “nos ha tocado mucho y sólo puedo pensar en que hay que rehacerse cuanto antes”.
“No entraba en nuestros cálculos perder este partido. Por eso en la segunda parte dimos entrada a Quique Martín. El Albacete nos creó muchos problemas a balón parado, pero los solventamos y en la segunda, nosotros fuimos superiores. Pasamos el primer sofocón y luego controlamos el partido”, señaló el preparador unionista, que reconocía que al equipo le faltó también oficio para llevarse el empate: “Quizás es posible que teníamos que haber cerrado el partido antes, en aquel saque de banda”.
“Evidentemente cada vez son menos las ocasiones que nos quedan”, reconocía el entrenador de la UDS tras una derrota tan dolorosa como la de ayer. Pero al mismo tiempo D’Alessandro incidía en un mensaje positivista: “Si antes nos quedaban siete finales, ahora nos quedan seis y está claro que nosotros no vamos a rendirnos. Porque el equipo se ha mostrado muy competitivo, muy fuerte físicamente y ha dado la cara en todo momento. Nosotros nos jugábamos la vida, pero el rival también y en la segunda parte durante muchos minutos le hicimos irse del partido”, revelaba el entrenador, que incidió en su confianza en el trabajo del grupo como medio para salir de esta gravísima crisis deportiva: “Seguimos confiando en lo que estamos haciendo porque los jugadores trabajan bien y hacen lo que deben hacer”, concluyó el técnico, que terminó su comparecencia en rueda de prensa con un expresivo: “Mala suerte”. En verdad un gol como el 2-1 de ayer lo es.