“Es mentira que el transporte metropolitano en Salamanca sea deficitario”

Izquierda Unida arremete contra el sistema de transporte de Salamanca

El coordinador de Izquierda Unida en Salamanca, Antonio Moreno, y el secretario de Comunicación de Izquierda Unida en Castilla y León, Gorka Esparza, han expresado hoy su preocupación por la continuidad del servicio de trasporte metropolitano en Salamanca.

“El transporte metropolitano es vital para muchos ciudadanos”, ha asegurado Antonio Moreno, que cree que el verdadero problema no es la próxima subida de un 5,9 por ciento en el precio del billete de autobús, que se suma a la del 8,3 por ciento que se produjo en enero y al aumento del IVA previsto, sino “el riesgo de la continuidad del servicio y el peligro de supresión de algunos tramos”.

Para Moreno, la principal causa de esta situación son los problemas internos del Partido Popular, “que impiden que se defina un modelo territorial capaz de acometer estos problemas”. “Las propuestas del PP están más preocupadas por la viabilidad de las empresas concesionarias que por el servicio, que no queda garantizado”, sentencia el coordinador de Izquierda Unida. Además, asegura que el riesgo que corren estas empresas es cero, ya que “tienen aseguradas las pérdidas, que las pagan los viajeros o los entes locales y provinciales”.

Antonio Moreno cree que las propuestas deberían tener en cuenta “la eficacia, garantizando el servicio a los ciudadanos a un precio razonable y estableciendo un mecanismo de solidaridad entre los municipios para que el sistema sea sostenible”.

Por su parte, Gorka Esparza ha querido “desenmascarar el mito de que el transporte metropolitano es un servicio público deficitario”. Para ello, se ha referido a la línea que une Salamanca con Santa Marta, “la única que tiene superávit y que está excluida del cómputo del transporte metropolitano”. El secretario de Comunicación ha explicado que este hecho convierte al sistema en “tramposo” ya que, al no contabilizar esta línea a la hora de calcular la rentabilidad del transporte, no se tiene un “diagnóstico real de la situación”.

Además, Esparza cree que Santa Marta va a “abandonar el barco”, ya que su salida del sistema de transporte metropolitano de Salamanca le permitiría negociar con la empresa concesionaria una bajada de los precios para sus vecinos. “Es como Cataluña en España o como Alemania en Europa”, ha asegurado.

Para Gorka Esparza, el indicador económico no puede ser el único a tener en cuenta para gestionar el sistema de transporte en Salamanca, y deben primar “la cohesión social y territorial”, además del factor medioambiental.

Para solucionar el problema, desde Izquierda Unida proponen que se renegocien las concesiones “con empresas que las obtuvieron durante el franquismo” antes de su fin en 2019, que las administraciones locales contribuyan a su financiación con los fondos que ha dejado de poner la Junta de Castilla y León, y que los usuarios y los partidos políticos se movilicen en lugar de “comportarse como borregos”.