“Es lamentable que no se ejecuten las obras del canal de La Armuña”

Proyecto de la Junta. La consejera de Agricultura, Silvia Clemente, cargó contra el Ministerio por olvidar año tras año estas obras durante la presentación del regadío de Arabayona con 21 millones de inversión
CHEMA DÍEZ

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, arremetió ayer contra el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) por tener en el olvido el canal de La Armuña y tildó de “lamentable que no se hayan ejecutado las obras generales en la actualidad”.

Así lo aseguró en la presentación del Regadío de Arabayona en su visita a la localidad de Villoria, donde señaló que con esta obra queda completada la zona de regadío, con la excepción de La Armuña, “que nos hubiera gustado ejecutar en esta legislatura, pero que no ha sido posible porque desde el Ministerio, que es quien tiene el compromiso de ejecutar las obras generales, no las ha puesto en marcha, y por tanto, no podemos hacer las obras complementarias, que corresponden a la Junta en el convenio firmado en 2004 y renovado en 2009”.

Clemente lamentó que no puedan completarse las 15.000 hectáreas de regadío de las tres zonas de las 59.000 con las que cuenta la provincia: “En el centro, el regadío de Arabayona; al este, con el canal de Villoria y en el oeste, el de La Armuña”.

Inversión de 21 millones
Durante la mañana de ayer, la consejera de Agricultura y Ganadería presentó el nuevo canal de Arabayona con una actuación que ha tenido cambios durante el proyecto en la ejecución de las obras, “con una inversión de 21 millones de euros, con algún contratiempo que obliga a prorrogar la obra pero que sirve para que se adapte a las necesidades de los agricultores de la zona”.

El regadío de Arabayona supone para la Junta de Castilla y León “un ejemplo de las infraestructuras del medio rural y agrario y la actuación más importante que se desarrolla desde las administraciones públicas en una actuación que redunda en el presente y futuro de las explotaciones agrarias.” Una obra como ésta aporta importantes ventajas para el medio rural porque el rendimiento o beneficio de una hectárea de regadío multiplica por cuatro el rendimiento o beneficio de secano. “Nuestros datos confirman que el asentamiento de población cuando se construye regadío, cuando se moderniza, es muy superior a las zonas en las que no existen; es más, se duplica la población por kilómetro cuadrado cuando se construyen regadíos”. Para Clemente, una infraestructura como ésta también “abarata los costes de producción y ahorra agua”, en concreto, las modernizaciones de regadío suponen un ahorro del 40 por ciento, así como una aportación en innovación que el campo necesita para usar toda la tecnología en la maquinaria usada por los profesionales “y eso es lo que conlleva una obra como ésta”. Por ello, este regadío permitirá que haya más de 6.000 hectáreas de regadío nuevo.

Por último, algunos datos del canal de Arabayona hacen referencia a la superficie que ocupa, más de 3.000 hectáreas, con más de 21 millones de euros de inversión y seis municipios incluidos: Arabayona, Cantalpino, El Pedroso de la Armuña, Pitiegua, Villoria y Villoruela. Hay que recordar que en lo que va de legislatura la Junta ha modernizado ya 3.137 hectáreas de regadío.