“Es imposible ganar un partido cuando tu oponente te coge tantos rebotes ofensivos”

 
Lucas Mondelo aceptaba la derrota frente a un adversario que sabía que se jugaba el todo por el todo y utilizó sus armas lo mejor que supo. “Quiero felicitar al equipo de casa por su victoria, mostró muchas ganas y jugó al límite”, manifestó el entrenador del equipo salmantino.

Aun reconociendo el buen hacer de su adversario, para Mondelo la clave estuvo más en lo que dejó de hacer Avenida que en lo que realizó bien el conjunto lituano. “El equipo estuvo demasiado frío y no se supo adaptar a la dureza de su defensa”, comentó y señaló que fue cuando consiguieron combinar bien “entre nuestro juego interior y exterior”, cuando el Acis Vici entró “en problemas”.

Al final el encuentro se jugó a la ruleta rusa que siempre supone una prórroga. “Tuvimos mala suerte en el último par de posesiones y nos lo hicieron pagar con un par de buenos triples”, comentó el entrenador.

No busco excusas a la derrota. “Todo el equipo es culpable de la actitud con la que hemos entrado hoy al partido y una cosa positiva que hicimos fue volver a meternos pese a nuestro mal comienzo”.

Todo el mundo se fijó en el gran número de lanzamientos triples que consiguió el Acis, pero para Mondelo la clave no estuvo tanto en ese lanzamiento exterior como en el rebote. “Una cosa que no hicimos bien es que les hemos permitido 17 rebotes ofensivos. Es imposible ganar un partido cuando el oponente coge tantos rebotes ofensivos”.