Ertzaintza impide la entrada a una sucursal de la Caixa a personas que protestaban contra los desahucios en Barakaldo

Erzaintza impiden el acceso a la sucursal
Berri-Otxoak cree "un pasito", pero "insuficiente" el acuerdo para no desahuciar a familias con ingresos inferiores a 19.000 euros
Berri-Otxoak cree "un pasito", pero "insuficiente" el acuerdo para no desahuciar a familias con ingresos inferiores a 19.000 euros

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS)

La Ertzaintza ha impedido la entrada a una sucursal de la Caixa en Barakaldo (Vizcaya) a personas que protestaban contra los desahucios ante la citada entidad bancaria que, según han denunciado, "durante el año que tuvo a la venta el piso de Amaia Egaña" --que se suicidó el pasado viernes cuando iba a ser desahuciada de su vivienda--, "obtuvo en beneficio neto de 157 millones de euros".

Cerca de un centenar de personas se han concentrado a las diez y media de la mañana de este jueves frente al Palacio de Justicia de Barakaldo convocados por Berri-Otxoak y distintos colectivos sociales y sindicales del municipio, tras una pancarta con el lema "No al paro, no a los desahucios. Por la protección social".

Tras permanecer unos minutos concentrados gritando en contra de los desahucios y coreando gritos de "Ellos la pasta, nosotros los muertos", "No es una crisis, es una estafa" y "Políticos corruptos, banqueros asesinos", se han manifestado hasta una sucursal de la Caixa ubicada en el Paseo de los Fueros, a la que han intentado acceder. Cuando media docena de manifestantes han entrado a la oficina, agentes de la Ertzaintza les han desalojado, produciéndose algún forcejeo.

Después de este incidente, los manifestantes han permanecido concentrados ante la sucursal bancaria, que ha bajado la persiana para impedir el acceso.

La portavoz de Berri-Otxoak Ainhoa Irazabal ha explicado que la concentración se ha realizado frente al Palacio de Justicia de Barakaldo porque, en los seis primeros meses del año, han salido de sus juzgados "137 órdenes de desahucio para otras tantas familias de la localidad y 331 comunicaciones de desahucio para el conjunto de la Margen Izquierda".

Asimismo, ha denunciado que, "durante el año que la Caixa tuvo a la venta el piso de Amaia Egaña, obtuvo un beneficio neto de 137 millones de euros, después, eso sí, de destinar 8.737 millones a dotaciones".

Irazabal ha recordado que el pasado viernes, Barakaldo vivió "una de las movilizaciones más importantes que nunca ha visto nuestro municipio", con "miles de personas que quisieron mostrar su solidaridad con la familia de Amaia Egaña", así como "denunciar a los responsables económicos y políticos que permitieron esta situación: bancos y cajas de ahorro y administraciones públicas que recortan prestaciones y derechos sociales, a la par que amparan las políticas de las entidades financieras".

La portavoz de Berri-Otxoak ha dicho que los poderes públicos "han beneficiado a quienes han hecho negocio con la vivienda y, de esta manera, el derecho a la vivienda se ha convertido en un bien especulativo y un lujo para la mayoría de la población".

"Por si esto fuera poco, las distintas instituciones han aplicado una política de recortes en materia de vivienda, se han reducido enormemente los presupuestos destinados a vivienda y se han recortado las prestaciones sociales", ha denunciado.

REIVINDICACIONES

Por todos estos motivos, ha dicho que los colectivos convocantes exigen a los poderes públicos que "adopten las medidas necesarias paliar el problema" de los desahucios porque "es necesario dar la vuelta al sistema actual".

Los manifestantes han reivindicado "el reconocimiento del derecho a todas las personas a acceder a una vivienda digna, la paralización de todos los desahucios de manera definitiva y que el dinero público se dedique a la promoción directa de vivienda pública en alquiler social".

En ese sentido, ha considerado "un pasito" pero "totalmente insuficiente" el acuerdo alcanzado por el Gobierno del PP y el PSOE para que no se pueda desahuciar a familias con ingresos inferiores a 19.000 euros, porque "va a dejar fuera a un montón de la población que también lo necesita", por lo que "habría que ampliarlo".

Por otro lado, ha explicado que, "en principio, se han paralizado los desahucios, pero no hay nada claro de que eso vaya a ser definitivo durante los próximos años o que dentro de dos meses se vayan a la calle". "Parece que los bancos y las instituciones se están aprovechando de la situación y lo hay que ver es si son las familias las que pueden salir beneficiadas", ha añadido.

Por último, Irazabal ha hecho un llamamiento a toda la población a participar en al manifestación convocada para este sábado en Bilbao que, bajo el lema "Contra los desahucios y los recortes sociales. Por el derecho a una vivienda digna", partirá a las cinco y media de la tarde del Sagrado Corazón.