¿Eres de los que aún no tienes WhatsApp? Pues ahora... otra vez gratis

La compañía ha anunciado que va a volver a ser totalmente gratuito para los usuarios, por lo que no volverá a cargar las famosas tasas por tiempo de uso tras un año utilizando el servicio. Ahora apostarán por cuentas para empresas, que sí cobrarán.

La aplicación de mensajería WhatsApp, ahora propiedad de Facebook, que la adquirió en 2014 por casi 22.000 millones de dólares, prevé cambiar el modelo de negocio para incrementar así los ingresos que percibe. 

 

Hasta ahora, el modelo de negocio de WhatsApp se basaba en esta tasa de uso de aproximadamente 1 euro al año. Sin embargo, está claro que la compañía lo considera insuficiente y que sus más de 1.000 millones de usuarios pueden dar más de sí. 

 

La monetización de WhatsApp no pasará por los anuncios publicitarios que puedan hacer más incómoda la experiencia, según ha confirmado la compañía en un comunicado. En su lugar, apostarán por cuentas para empresas, que serán utilizadas para conectar con los clientes/usuarios de una forma directa. 

 

Es algo que ya hacen otras aplicaciones de mensajería como Line con cuentas oficiales que permiten ofrecer un servicio de atención al cliente directo. Además, WhatsApp se ha dado cuenta que es algo que ya están haciendo diversas compañías o medios de comunicación en su servicio, para conectar con la comunidad, aunque sin beneficios directos para la propia compañía. 

 

WhatsApp comenzó siendo un servicio gratuito en la mayoría de ecosistemas, excepto en iOS, donde había que pagar para descargar la aplicación (y se conseguía una licencia de uso indefinida). Después, esta tasa se fue extendiendo a Android o Windows Phone, y la suscripción eterna de iPhone fue modificada para ser también temporal. 

 

Estos cambios no gustaron a los usuarios de WhatsApp, que no querían pagar por el servicio, en muchos casos porque no tenían tarjeta de crédito asociada a la tienda de 'apps' de su 'smartphone' y no querían tenerla. Este ha sido uno de los motivos que ha llevado a la compañía a dejar de cobrar por la aplicación. 

 

Además, WhatsApp ha informado de que va a trabajar para mejorar la encriptación de su chat.