"Era un trabajador muy normal, todavía no nos lo creemos"

El hombre que falleció presuntamente apuñalado en la noche del viernes trabajaba en los Viveros 'El Arca', de Asprodes.

Félix Peralta, que fue hallado muerto mientras su casa ardía por un incendio provocado, trabajaba en los Viveros 'El Arca' gestionados por Asprodes, organización sin ánimo de lucro que trabaja por la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.

 

El propietario de la vivienda de Regato de Buenavista, en Pizarrales, sufrió un accidente de niño que le provocó una pequeña discapacidad psíquica, como apuntaban sus vecinos tras el suceso y desde hacía seis años prestaba sus servicios en el mantenimiento de jardines de los Viveros 'El Arca', como aseguraba a este diario Juan Ramón García, gerente de la empresa.

 

Juan Ramón García apuntaba sobre la forma de actuar del fallecido: "Era un trabajador muy normal, no tuvimos nunca problemas con él en el ámbito laboral. En el terreno personal no me meto", añadía. La víctima del supuesto asesinato tenía problemas con el alcohol, aunque sus vecinos aseguraban que llevaba unos días sin beber, por lo que incluso le habían felicitado.

 

"Su muerte nos ha pillado completamente por sorpresa, es algo que no nos esperábamos. La verdad es que aún no nos lo creemos", relata.

Noticias relacionadas