EQUO denuncia intereses ocultos tras el plan la Junta de crear los Distritos rurales

Para esta formación política la “ordenación del territorio a toque de corneta” es una agresión a los pequeños municipios y no viene a solucionar ninguno de sus problemas

Para EQUO el objetivo de cualquier política seria de “ordenación del territorio” en Castilla y León debe ser revitalizar el mundo rural para atajar la tendencia a su despoblación y al abandono del cuidado del territorio.

“Lo que la Junta plantea, por el contrario, es administrar la decadencia de los municipios sin hacer nada por remediarla con la intención de quedarse con los tres recursos que hoy administran los Ayuntamientos a través de su asociación voluntaria en Mancomunidades, los servicios de abastecimiento de agua, recogida de basuras y las miles de hectáreas de montes comunales” ha afirmado el Portavoz de EQUO Ángel Gamazo, quien ha recordado que “la propuesta de distritos parte de la premisa falsa de que los municipios son incapaces de prestar los servicios a sus vecinos ”

Para EQUO los municipios de Castilla y León han demostrado durante los últimos 30 años su voluntad de solucionar los problemas de sus vecinos asociándose voluntariamente en Mancomunidades para gestionar conjuntamente los servicios esenciales del agua y de la basura y otros muchos que han decidido poner en común: hay 236 Mancomunidades y el 93% de los municipios están asociados a ellas.

“Pretender eliminar de un plumazo esa experiencia de auténtico “poder local” y auto-organización municipal para imponer desde arriba un esquema que considera a los municipios “administración subordinada” (el nombre de Distritos es revelador) no tiene otro objetivo que expoliar a los Municipios tanto de sus recursos como de su “autonomía” y debe encontrar el rechazo unánime de los Ayuntamientos” afirmó Angel Gamazo.

Mientras tanto las Diputaciones no son cuestionadas por el proyecto de la Junta cuando existe un clamor popular de que son inútiles y los servicios que prestan (carreteras, recaudación y servicios sociales, básicamente) pueden ser perfectamente asumidos por otras administraciones evitando duplicidades. La Junta del partido popular las mantiene porque sabe su eficacia en el control caciquil del mundo rural a través del reparto de subvenciones y porque son el pesebre del que comen todos sus paniaguados políticos. EQUO propone su desaparición y el reparto de sus recursos a las Mancomunidades.

EQUO apoya la creación de la plataforma DISTRITOS NO y anima a todos los municipios y, especialmente a las Mancomunidades, a que rechacen su integración “voluntaria” en los Distritos.