Equipos contratados para reducir las listas de espera se consolidarán y pasarán a plantilla de hospitales

Sáez Aguado

La Consejería trabajará este año en impulsar el funcionamiento en red de la sanidad de la Comunidad.

Muchos de los equipos contratados en marco del plan puesto en marcha para reducir las listas de espera se consolidarán y dejarán de ser algo coyuntural para pasar a formar parte de la plantilla de los hospitales, que se ampliarán entre 400 y 500 personas este año.


Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha concretado que aunque no todo este personal será estructural, sino una buena parte de los 160 profesionales contratados para los equipos quirúrgicos con el fin de reducir la demora quirúrgica.

Sáez Aguado ha incidido en que con estas contrataciones y una utilización de conciertos puntual, en función de la evolución se han reducido las demoras, algo que seguirá así en el futuro y de momento se consolidará, al menos con la contratación de cerca de 150 de las 160 personas contratadas.

El consejero ha recordado que el plan para la reducción de listas de espera, puesto en marcha en abril de 2013, se puso en marcha tras el incremento de las mismas en 2012 por la reducción de conciertos y de peonadas, pero se ha compensado con la recuperación de actividad propia, contrataciones y uso puntual de conciertos, como en el caso del Clínico de Valladolid durante las obras y hasta que se pongan en marcha los nuevos quirófanos.

De esta forma, Sáez Aguado ha señalado que "en plena negociación de plantillas" de los hospitales, muchos de estos equipos contratados se consolidarán en las mismas, aunque no todos, ya que se llevará a cabo un análisis por especialidades.

Por ejemplo, hay algún hospital que tenía "serios problemas" de cataratas, lista de espera que se puede reducir pero que seguramente después sean capaces de asumir los servicios correspondientes, mientras que la cirugía general o traumatología necesitan estos profesionales dada la demanda.

TRABAJO EN RED

Además de esta cuestión que se formalizará este año 2015, otra de las cuestiones que afrontará la Consejería este ejercicio es el impulso al trabajo en red de la sanidad de Castilla y León.

Antonio María Sáez Aguado ha explicado que, por razones históricas, se había organizado en áreas de salud y cada provincia tenía su hospital de referencia, algo que ha funcionado bien, pero que al final ha supuesto que haya 14 servicios de hematología, cardiología u oncología.

En su lugar, lo que se pretende es que un debate "muy de Castilla y León" de por qué en un sitio se hace algo y no en otro y la competencia que supone, que a veces es "sana y otra insana", se pase a una fase de "cooperación", de manera que los diferentes servicios progresivamente adapten y compartan funcionamiento.

Así, ha explicado que lo primero a poner en marcha es que lo que mejor hagan unos se vaya "replicando" en el resto y, segundo, que se establezca un flujo de prestaciones, "que está organizado pero es mejorable", que no todo se haga en todos los sitios porque así se pierde calidad, sino que esté ordenado con criterios profesionales y que desde el punto de vista profesional se establezcan esos flujos.

Con ejemplo concreto ha puesto el de un cardiólogo de un hospital pequeño, que probablemente nunca va a tener oportunidad de utilizar hemodinámica porque "por razones obvias" hay que concentrarla en cuatro grandes hospitales, de manera que para este profesional de Palencia o Segovia estaría vedada esa técnica.

Así, de igual manera que cuando un paciente tiene un infarto y hay un código infarto mediante el que se sabe que la hemodinámica hay que hacerla en este hospital, también los profesionales puedan compartir conocimiento y técnicas y un cardiólogo pueda trabajar en un hospital grande y utilizarlas, lo que dará "más homogeneidad, mejorará las cosas y permitirá ese desarrollo profesional".

De lo contrario, ha añadido, ese cardiólogo pedirá hemodinámica en el hospital pequeño porque "legítimamente" querrá desarrollarse profesionalmente.

Aunque la cuestión es compleja, "más difícil" y requiere mucho tiempo, ya se ha empezado a trabajar con servicios como los de cardiología, oncología, hematología, anatomía patológico e incluso nefrología. "Se va extendiendo lentamente porque requiere muchos consensos, esfuerzo de muchos profesionales de ceder y pactar cosas", ha señalado el consejero, quien cree que esta cuestión mejorará el funcionamiento global de la Sanidad en Castilla y León.