Enusa abre una puerta de futuro para la posibilidad de explotar las minas de Saelices El Chico

El proyecto se ha descartado, al menos por el momento, al no dar de paso el plan de viabilidad propuesto por Berkeley

Enusa Industria Avanzadas, S. A. señaló en la jornada del martes a la empresa Berkeley, que sí gestiona las minas de uranio de Retortillo, que no dio de paso su proyecto para la explotación del Dominio Minero del Estado en la provincia de Salamanca, por lo que no procede, en consecuencia, la constitución de la nueva sociedad, debido a que ésta venía condicionada a la previa acreditación de la viabilidad de la explotación en el plazo acordado.

En concreto, se trata de las minas ubicadas en la localidad de Saelices El Chico, gestionadas por Enusa y que no ha aprobado el plan de viabilidad presentado, lo que no significa que desde la empresa se intente resolver la situación de una manera amistosa al tiempo que reconocen que en un futuro puede darse la posibilidad de explotar estas minas “si el proyecto es fiable y factible económicamente, pero a día de hoy, no lo es”, señalan desde Enusa.

La razón fundamental por la que no han dado de paso este proyecto de explotación de las minas es por su “escasa viabilidad económica y las pocas perspectivas de futuro y porque no se puede garantizar la sostenibilidad de los puestos de trabajo ni de esta estructura”, señalan fuentes de Enusa consultadas por TRIBUNA.

De hecho, Enusa se vio obligada a cerrar en el año 2000 estas minas en su propiedad, precisamente por los problemas económicos que hacían de su gestión algo inviable y no ven ahora, doce años después que la situación vaya a cambiar “y menos con el proyecto presentado. En un futuro y si las cosas cambian, nunca se sabe”.

Además, desde esta empresa quieren resolver los problemas con Berkeley de un modo “amistoso y llegar a una solución “sin tener que llegar a los juzgados, situación por la que se ha decidido Berkeley. Así, “y sin esperar al resultado de las referidas reuniones y alegando incumplimientos inexistentes, ha decidido acudir a instancias arbitrales, reclamando una improcedente indemnización, en lugar de colaborar en la búsqueda de una razonable y válida salida a esta situación a la que Enusa no renuncia”, señalan desde Enusa.

Por último, hay que destacar que una de las razones por las que Berkeley está intentado reabrir las minas de Saelices el Chico además de las de Retortillo, donde va a crear ya una oficina para atender al personal, es por el actual precio del uranio, “muy elevado, pero que no se va a mantener en estos niveles porque es así fruto de la especulación y el sector sabe que va a bajar”, destacan desde Enusa, y más con todo lo que ha sucedido con la central nuclear de Japón.