Entregas de edificios o partes de los mismos aptos para su utilizaciĂłn como viviendas, incluidas plazas de garaje

SerĂĄ con un mĂĄximo de dos unidades, y anexos en ellos situados que se transmitan conjuntamente

El Boletín Oficial del Estado (BOE) también destaca nuevos apartados de la subida de impuestos del IVA. El número 7.º del artículo 91.Uno.1 de la Ley 37/1992 establece la aplicación del tipo reducido del 10 por ciento a las entregas de «edificios o partes de los mismos aptos para su utilización como viviendas, incluidas las plazas de garaje, con un máximo de dos unidades, y anexos en ellos situados que se transmitan conjuntamente (…).».

Dicho precepto no ha sufrido alteraciĂłn en su redacciĂłn por el Real Decreto-ley 20/2012.

"No obstante lo anterior, hay que tener en cuenta que la disposiciĂłn transitoria cuarta del Real Decreto-ley 9/2011, de 19 de agosto, de medidas para la mejora de la calidad y cohesiĂłn del sistema nacional de salud, de contribuciĂłn a la consolidaciĂłn fiscal, y de elevaciĂłn del importe mĂĄximo de los avales del Estado para 2011, en la redacciĂłn dada por el Real Decreto-ley 20/2011, de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la correcciĂłn del dĂŠficit pĂşblico, estableciĂł que ÂŤhasta el 31 de diciembre de 2012, se aplicarĂĄ el tipo reducido del 4 por ciento del Impuesto sobre el Valor AĂąadido a las entregas de bienes a las que se refiere el nĂşmero 7.Âş del apartado uno.1, del artĂ­culo 91 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor AĂąadido", seĂąala el BOE.

La disposiciĂłn transitoria cuarta del Real Decreto-ley 9/2011 sigue vigente, dado que no ha sido derogada por el aludido Real Decreto-ley 20/2012. Por tanto, cabe concluir que las entregas de viviendas a que se refiere el nĂşmero 7.Âş del apartado uno.1 del artĂ­culo 91 de la Ley 37/1992, que determinen una operaciĂłn sujeta a IVA, cuyo devengo se produzca con anterioridad a 1 de enero de 2013, aplicarĂĄn el tipo impositivo del 4 por ciento.

DeterminaciĂłn del tipo impositivo vigente en las entregas de bienes y prestaciones de servicios como consecuencia de la variaciĂłn de los tipos:

De acuerdo con el artĂ­culo 90, apartado dos, de la Ley del Impuesto, el tipo impositivo aplicable a cada operaciĂłn serĂĄ el vigente en el momento del devengo, que se regula en los artĂ­culos 75 a 77 de dicha Ley, en particular, en cuanto a las operaciones interiores, en el citado artĂ­culo 75.

En el supuesto de que se hubieran efectuado pagos a cuenta, anteriores al 1 de septiembre de 2012, vinculados a la realizaciĂłn de entregas de bienes y prestaciones de servicios por operaciones interiores a las que afecte la modificaciĂłn de los tipos impositivos introducida por el reiterado Real Decreto-ley 20/2012, el tipo impositivo aplicable habrĂĄ sido el vigente en el momento en que tales pagos se hubiesen realizado efectivamente. El tipo impositivo aplicado en dichos pagos anticipados no serĂĄ objeto de modificaciĂłn posterior, si las entregas de bienes o prestaciones de servicios, vinculadas a dichos pagos a cuenta, se produce con posterioridad al 31 de agosto de 2012.

En aquellos supuestos de modificaciĂłn de la base imponible, previstos en el artĂ­culo 80 de la Ley del Impuesto (devoluciĂłn de envases y embalajes, otorgamiento de descuentos, bonificaciones y rappels con posterioridad a la realizaciĂłn de las operaciones, alteraciones de precios y resoluciĂłn, total o parcial de operaciones), la rectificaciĂłn debe efectuarse teniendo en cuenta los tipos que se aplicaron cuando se produjo el devengo de las operaciones objeto de modificaciĂłn, y no el que estĂŠ vigente en el momento de realizarse la correspondiente rectificaciĂłn. TambiĂŠn se procederĂĄ de la misma forma en el caso de otras causas de modificaciĂłn de la base imponible (inaplicaciĂłn de una exenciĂłn, errores en la cuantificaciĂłn de la base imponible, etc.) o bien en el supuesto de una consignaciĂłn errĂłnea del tipo impositivo aplicable.

En el caso de la contrataciĂłn administrativa, cuando se produce una elevaciĂłn de los tipos impositivos, la AdministraciĂłn estĂĄ obligada a soportar el tipo que estĂŠ vigente en el momento de realizarse las operaciones, con independencia de que el tipo impositivo determinado al formularse la correspondiente oferta fuera inferior.

En el caso particular de las operaciones de tracto sucesivo, el devengo del Impuesto sobre el Valor AĂąadido se produce en el momento en el que resulte exigible la parte del precio que comprenda cada percepciĂłn, de acuerdo con lo establecido en el artĂ­culo 75, apartado uno, nĂşmero 7.Âş, pĂĄrrafo primero, de la Ley del Impuesto. Se trata, entre otros, y por citar solamente los supuestos de mayor incidencia general, de los suministros de electricidad y gas, asĂ­ como la prestaciĂłn de servicios telefĂłnicos.

Dado que en dicho tipo de operaciones el devengo tiene lugar conforme a la exigibilidad de la contraprestaciĂłn (precio), resultarĂĄ plenamente ajustado a Derecho el gravamen a los nuevos tipos impositivos cuando se trate de contraprestaciones exigibles contractualmente con posterioridad al 31 de agosto de 2012, aun cuando se trate de servicios o suministros que se correspondan con perĂ­odos de consumo anteriores a esa fecha, pero cuya exigibilidad del precio sea posterior a la misma.