Entre fogones… olores, el recuerdo a Toño y la presencia de Arzak y Subijana

Los cocineros también destacan que las instalaciones no reunían las condiciones idóneas para realizar un trabajo óptimo.

Que Salamanca está para comérsela es algo que ya se sabe pero conviene repetirlo, está claro. Entre fogones encontramos a los cocineros salmantinos dirigidos por Carlos Barco a pleno rendimiento y con las premisas necesarias para que todo saliese bien, como así ha sido.

 

Y así ha sido a pesar de todos los problemas que se han encontrado los profesionales de Salamanca que han tenido que sudar la gota gorda y dar rienda suelta a su ingenio, imaginación y orgullo para sobreponerse a unas instalaciones deficientes que no les han ofrecido ningún tipo de facilidad (por cierto, conviene decir que a los periodistas tampoco). Pero han sacado el trabajo de la mejor manera posible… ellos lo valen.

 

También han estado entre olores, deliciosos olores que invitaban a comer todas y cada una de las 17 delicias que Salamanca ha llevado a Madrid Fusión, con una ‘despensa’ llena de los productos de la mejor calidad.

 

Tampoco faltó el recuerdo del alcalde de la ciudad a Toño, de la Cocina de Toño, que iba a ser el encargado de dirigir la sala de máquinas gastronómica en Madrid Fusión pero al que la vida le ha arrebatado a su madre y no ha podido estar presente físicamente, pero si con su espíritu.

 

Quienes también mostraron su apoyo a Salamanca, entre otros, fueron los afamados y prestigiosos cocineros Juan Mari Arzak y Pedro Subijana, que se decantaron por las delicias de la gastronomía salmantina y en el casi de Subijana anunció una próxima parada en la provincia charra para degustar todas sus delicias.

 

Y como no, también se dieron cita personajes del mundo de la gastronomía como nuestro bloggero de TRIBUNA, David Monaguillo, el periodista Javier Pérez Andrés, numerosos profesionales del mundo de la hostelería y reconocidos paladares muy agradecidos con los productos de Salamanca… como para no comérsela…