Enmienda a la totalidad en las alegaciones de vecinos y comerciantes al parking de Comuneros

Cartel de protesta contra el parking en un portal de la avenida de Comuneros.

Los empresarios del tramo afectado consideran que el estudio de viabilidad es inaceptable porque ignora cualquier referencia a la afección a los negocios. Insisten en que no es viable ni beneficia al interés general y en los fallos del proyecto.

Los afectados directos del proyecto de construcción de un parking bajo la avenida de Comuneros ultiman las alegaciones que van a presentar al estudio de viabilidad. Un trámite que esperan completar entre hoy y mañana y en el que vecinos y comerciantes van a plantear una 'enmienda a la totalidad' sobre el documento presentado por el Ayuntamiento de Salamanca.

 

Según ha podido saber TRIBUNA de Salamanca, las líneas de argumentación centrales de las alegaciones giran en torno a una serie de puntos que no son otros que las muchas pegas que desde el principio los afectados directos le han visto al proyecto. Giran en torno a varios bloques, como las especiales características del terreno, la elección de la ubicación, la viabilidad económica del proyecto y su plan de negocio y las consecuencias para el entorno.

 

En el primer apartado se hace referencia a los problemas que la obra puede causar por culpa de las características del terreno, que consideran poco resistente por su facilidad para la inundación, comprobada en bajos de los aparcamientos comunitarios y sótanos de los negocios. Sobre la ubicación, se defiende que no es la adecuada porque afecta tanto a la actividad comercial como al tráfico y el acceso a los centros públicos de la zona, por lo que se pide estudiar otras opciones; en este sentido, se insiste en la alternativa, más económica y factible, de actuar en el solar de la calle la Radio.

 

También se ponen en entredicho las bases sobre las que se asienta la viabilidad económica y el negocio que puede suponer para la empresa adjudicataria. El alto coste unitario de cada plaza, ya que según el estudio solo su construcción cuesta más de 21.000 euros, lo que hace casi imposible rentabilizarlas; y la falta de una visión real sobre las necesidades de aparcamiento, ya que se obvia que existen cerca de 500 plazas en garajes comunitarios en este tramo y otros parking y zonas ORA en el entorno que no cuentan con una alta ocupación, son los argumentos para rechazar la supuesta viabilidad.

 

Además, se apuntan las afecciones tanto al arbolado, que habrá que retirar y que se sustituirá por otro de menor tamaño, las complicaciones al acceso al centro de salud o a la guardería. La conclusión es que se trata de un proyecto no prioritario y que no beneficia el interés general de la ciudad ni al vecindario.

 

 

NO TIENE EN CUENTA EL DAÑO A LOS NEGOCIOS

 

Vecinos y empresarios de los comercios de la zona comparten planteamientos, pero en el caso de los comerciantes van a hacer hincapié en una circunstancia: que el estudio de viabilidad ignora por completo el daño que las obras pueden causar a los negocios. Esto es algo que ha molestado mucho a los comerciantes de la zona, que tienen claro que, en la actual tesitura económica, sus negocios no podrían resistir la merma en facturación que puede derivarse de la mayor dificultad de acceso o la imposibilidad de que proveedores y clientes puedan llegar como hasta ahora a sus negocios.