“English Summer Urban Camp” , otra manera de practicar inglés en verano

El campamento ha sido creado gracias a miembros de AMPA y el colegio ‘Santísima Trinidad’ de Salamanca. GALERÍA

Desde la dirección del colegio ‘Santísima Trinidad’ de Salamanca, junto con la colaboración de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) y la coordinación se la sección bilingüe del colegio nace un nuevo proyecto para aprender inglés disfrutando del verano llamado “English Summer Urban Camp”, para niños de entre 2 y 12 años.

El ‘summer camp’, que se inaugura este año, comenzó su actividad el 25 de junio y finalizará el 27 de julio. Según nos comenta uno de sus promotores y colaborador de AMPA, Victor Martín, “está siendo todo un éxito ya que se han recibido 139 solicitudes y se espera recibir un total de 150 en la última semana. Aunque mayoritariamente acuden niños del propio colegio, también recibimos alumnos de otros centros como ‘Maestro Ávila’ o ‘Maristas”.

La clave y el objetivo de este campamento es fomentar el inglés entre los más pequeños y que al mismo tiempo puedan disfrutar del verano. Para ello cuentan con ocho monitores de tiempo libre expertos en animación sociocultural, unas amplias instalaciones para disfrutar de actividades al aire libre, salón de actos donde realizan obras teatrales, aulas para ver películas, etc.

ACTIVIDADES

El campamento tiene una duración de 5 semanas, distribuidas cada una en una temática diferente para que así cada niño pueda incorporarse la semana que quiera empezando desde cero como los demás.

En esta semana que es la cuarta de campamento, el tema era “Hollywood”, por lo que casi todas las actividades tenían que ver con ello. Salieron al cine para ver ‘Ice Age 4’; recrearon la obra teatral del ‘Patito Feo’ y como cada viernes, hicieron una fiesta de despedida con disfraces.

Otra de las características del campamento de verano, es que cuenta con un blog, donde se van subiendo todas las actividades que realizan para que los padres puedan estar informados en todo momento de lo que hacen sus hijos.

“El balance ha sido muy positivo tanto para padres como para los niños por lo que se espera seguir así y recibir cada vez más gente”, explicaba el colaborador de AMPA.