Enero fue un mes húmedo y cálido en Castilla y León, según Aemet

Enero ha sido un mes húmedo y cálido en Castilla y León, según el balance climatológico mensual de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), consultado por Europa Press.
VALLADOLID, 4 (EUROPA PRESS)



Tras unos primeros días con predomino de tiempo anticiclónico, con nieblas extensas y persistentes en la meseta, se produjo un cambio a partir del día 9 que se prolongó hasta el día 27, periodo en el que dominaron las situaciones frontales, con alternancia de masas de aire húmedas del oeste y frías del norte y noroeste.

Los días 18 y 19, en compañía de una profunda borrasca, se registraron precipitaciones moderadas generalizadas y vientos fuertes con rachas muy fueres, mientras que el día 22 tuvieron lugar las primeras nevadas del invierno, en cotas bajas, aunque el mes terminó como empezó, con tiempo estable y anticiclónico.

Por lo que se refiere a las temperaturas, Aemet ha calificado a enero de "cálido", aunque en los observatorios de Ávila, Burgos, León, Salamanca y Ponferrada ha sido "muy cálido", mientras que en los de Segovia, Soria, Valladolid y Zamora ha sido "cálido".

Según las mismas fuentes, el continuo cambio de masa de aire que caracteriza el paso de sistemas frontales ha dado como resultado la gran variabilidad de las temperaturas.

Los primero días del mes estuvieron gobernados por una masa de aire cálido que acompañó al anticiclón y que hizo que de manera general, si se exceptúan los lugares donde las nieblas fueron persistentes, las temperaturas máximas fueran altas y las heladas nocturnas, generalizadas.

El resto del mes estuvo caracterizado por los cambios sucesivos de masas de aire que acompañaron a la entrada de frentes, mientras que los días más fríos transcurrieron entre el día 20 y el día 24. A partir de aquí, las temperaturas ascendieron hasta el final de mes, con valores medios máximos por encima de los 14 grados el último día de mes.

En cuanto a las precipitaciones, enero ha sido "húmero", aunque con diferencias importantes entre los observatorios principales. Así, ha sido "normal" en Valladolid y Zamora; "húmero" en Ávila, León y Salamanca, y "muy húmedo" en el este Burgos, Segovia y Soria.

Pese a que el mes comenzó con los restos de un sistema frontal, poco a poco se asentó el anticiclón para dar paso a las nieblas extensas y persistentes en la meseta de los días 4 al 8. El día 9 y 10 se produjeron la entrada de un sistema frontal del noroeste que giró al norte con entrada de aire frío y precipitaciones de nieve en las zonas montañosas, y en el noroeste del día 12 al 15.

El día 16 tuvo lugar una situación de flujo fuerte de componente oeste con el paso de sucesivos sistemas frontales. Sin embargo, la entrada de una profunda borrasca en la madrugada del día 19 dio lugar a precipitaciones moderadas generalizadas de nieve por encima de los 1.500 metros, aunque bajaron a cotas más bajas el día 20 y se mantuvieron con una situación de aire frío del noroeste y las primeras nevadas en zonas llanas el día 22, para pasar a la alternancia de flujo del oeste con cambio de masa de aire con un sistema frontal el día 25 y otro el 27.