Encuentran marihuana en su casa tras ayudarla a entrar en ella por su alto estado de embriaguez

Imagen de la marihuana, móviles y dinero encontrados en el domicilio de la detenida

La mujer detenida de 40 años había pretendido acceder a una vivienda en la planta tercera, cuando realmente vivía en la cuarta de ese mismo edificio de la calle Valencia.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer de 40 años, con antecedentes. La detención se practicó en un piso del número 8 de la calle Valencia, sobre las 05:30 horas de ayer, por ser presunta autora de un delito contra la salud pública, por tenencia de sustancias estupefacientes destinadas al tráfico ilícito.

 

Los agentes policiales conocieron por manifestaciones de un joven en la calle Valencia, sobre las 05:00 horas, que acababa de ayudar a una mujer que se encontraba en estado de embriaguez a entrar en el portal de su domicilio. Cuando hablaban con él, escucharon fuertes gritos de mujer y golpes en el interior del bloque, por lo que accedieron al portal, encontrando en el rellano de la tercera planta a una mujer con evidentes síntomas de intoxicación etílica y con un fuerte golpe en la cabeza como consecuencia de una caída, manifestándoles que se había equivocado y había pretendido acceder a una vivienda en la planta donde se encontraba, cuando realmente vivía en la cuarta, por lo que, dado que tenía dificultades incluso para caminar, la ayudaron a abrir la puerta y entrar en su domicilio. Cuando se encontraban en el mismo descubrieron que había un fuerte olor a marihuana, observando como en la terraza de la vivienda había varias plantas de cannabis sativa, escondidas por planchas de cañizo para evitar ser observadas por los vecinos, por lo que ante la evidencia de la comisión de un ilícito penal de tráfico de sustancias estupefacientes, procedieron a su detención y traslado a dependencias de la calle Jardines, tras recibir asistencia médica.

 

Los agentes permanecieron custodiando la vivienda donde, una vez autorizado judicialmente, se efectuó un registro que dio como resultado la intervención de 1.324 gramos de hachís, en 12 placas y 13 bellotas, 44,5 gramos de marihuana en botes, 11 plantas grandes de cannabis sativa y otra más colgada para el secado. Dichas sustancias estaban distribuidas en distintas estancias de la vivienda y las plantas en la terraza. Además se han intervenido teléfonos móviles, básculas de precisión, una navaja con restos de hachís, entre otros efectos, junto con una libreta con anotaciones manuscritas sobre presuntas transacciones derivadas de la actividad ilícita.

 

Las sustancias intervenidas se han remitido a la Sección de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno, para el análisis e informe a la autoridad judicial a cuya disposición será puesta la detenida, continuándose la investigación para el total esclarecimiento de los hechos.