En Würzburg es posible lo impensable

Würzburg acoge a las 20.30 horas de este miércoles un partido mucho más allá de un clásico. Un duelo único entre Perfumerías Avenida y Ekaterinburg en el que el equipo salmantino agota sus opciones de seguir en la Euroliga frente a una costelación de estrellas. ¿Imposible? En Salamanca nunca se sabe. 

Títulos, finales, emoción, espectáculo, alegrías, lágrimas… muchas son las cosas que el deporte salmantino le debe agradecer a Perfumerías Avenida a lo largo de los últimos años y una fundamental es que gracias a su apuesta por estar en la elite Salamanca ha recibido la visita de las mejores jugadoras del mundo y también de los mejores equipos que nunca haya tenido el baloncesto femenino. Uno de esos conjuntos será el rival de Avenida esta noche en un partido que aun sin título en juego se califica por todos como una final.

 

Cuando el sorteo de Euroliga decidió emparejar al club salmantino con UMMC Ekaterinburg se habló de mala suerte porque ante un rival así las apuestas siempre son desfavorables. Meses después tener que jugarse todo a una carta ante el conjunto ruso se presenta como un reto mastodóntico para Perfumerías Avenida que se agarra a la épica y al recuerdo de otras grandes noches para creer que ¡sí se puede!

 

En Würzburg todo es posible, incluso lo impensable porque el pabellón salmantino ha hecho realidad para el baloncesto femenino aquello del ‘miedo escénico’. Un ingrediente que deberá aparecer para mezclarse con un juego casi perfecto de las locales ante un rival que acumula diez victorias en diez partidos y que cuenta con una jugadora definitiva en cada puesto y un relevo para casi cada una de ellas igual de resolutivo. Todo lo que rodea a Ekaterinburg es alucinante, empezando por el hecho de que se permite el lujo de, por ahora, dejar fuera de Europa a una jugadora como Candance Parker cuando hasta enero fue su máxima anotadora y reboteadora.

 

Pero todas esas consideraciones deben quedarse fuera del rectángulo que delimita la pista. Ahí serán cinco contra cinco y una grada detrás que debe convertirse en una sexta jugadora virtual. Avenida, que cuenta con todo su plantel disponible –excepción hecha de Ferrari que no juega Euroliga-, tiene la confianza que le ha dado ver cómo han mejorado sus prestaciones defensivas –y en correlación las ofensivas-, en las últimas semanas y también debe volver en su favor el hecho de no ser favorito. Cargarse de presión no servirá de nada, es la hora de divertirse y divertir y, si es verdad que cuanto mejor es el rival mejor se juega, hoy puede ser un gran día de baloncesto.

 

Noticias relacionadas