"En una balanza, son muchos más los aciertos de Mesonero que las equivocaciones"

El nuevo presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, quiere andar su propio camino, pero comparte la defensa de la representatividad de la confederación que hizo la anterior directiva y la marca como punto de partida ante instituciones para acercar posiciones "en igualdad", cediendo "unas veces una parte y otras veces, otra". Descarta el regreso de Aesco, a la que pedirá que abone sus deudas.

LAS FRASES

 

Confaes: "Creo que hay un equipo muy bueno trabajando, gente con muchas ganas. De la gente que está en la casa tengo buenas referencias, estoy pendiente de conocerlos más a fondo"

 

¿Confianza en todos los cargos? "Confianza totalmente en todos los cargos. Total y plena"

 

"Hemos estado viendo cuentas en el primer comité ejecutivo, y aunque no es boyante para tirar cohetes, pero la situación económica no es mala"

 

"La creación de empresas todavía está ralentizada y va despacio y las cuotas que recibimos de asociados es lógico que hayan bajado"

 

"Las instituciones tienen que contar con nosotros porque tenemos que ir de la mano por el bien de esta provincia"

 

"Quizás sí ha habido un tema que ha trascendido a lo personal y eso es lo que se debe corregir"

 

"Mesonero se debe ir con la cabeza alta porque un sector grande del empresariado de Salamanca está de acuerdo con las cosas que se han hecho"

 

"La puerta no está abierta a Aesco porque ellos no quieren venir. Su presidente ha dicho que quieren andar solos y no necesitan a Confaes, y nosotros no podemos hacer más"

 

"Vamos a intentar otra vez por enésima vez unir posiciones y que hostelería estén dentro de Confaes"

 

"Estamos en contra de un registro libre para que vengan empresas de todo el mundo y quiten el trabajo a las empresas de aquí"

 

"Si en un procedimiento negociado vas variando las empresas a las que invitas, sin ningún tapujo y abierto, encantados. Lo que no estamos de acuerdo es que se invite siempre a las mismas empresas"

 

"Tenemos que estar todos para apoyar, no tiene que haber ningún frente en contra de nadie, la confederación solo va en contra de quien va en contra de ella"

 

Cámara y Confaes: "Prefiero que sean dos instituciones y que cuando tengamos que ir a por cosas vayamos dos cabezas, creo que podemos apretar dos más que uno"

Lleva pocos días en el cargo, pero dijo en su presentación que había tenido buenas sensaciones sobre lo que era la organización. ¿Las ratifica?

Sí, completamente. Creo que hay un equipo muy bueno trabajando, gente con muchas ganas. De la gente que está en la casa tengo buenas referencias, estoy pendiente de conocerlos más a fondo, que quiero hacerlo la próxima semana. Las sensaciones son todas muy positivas y con ganas de empezar a funcionar.

 

Eso significa que hay confianza en todos los cargos.

Confianza totalmente en todos los cargos. Total y plena.

 

¿Cuál es la primera sensación que tiene del estado de la organización? 

La organización ha estado funcionando durante un montón de años, ha tenido sus altos y sus bajos, pero creo que está funcionando correctamente. Si me preguntas por el tema económico, hemos estado viendo cuentas en el primer comité ejecutivo, y aunque no es boyante para tirar cohetes, pero la situación económica no es mala. Los ingresos están bajando mucho por cuotas de asociados y otras cuestiones, pero la impresión fue positiva.

 

Se lo pregunto porque con la crisis sostenida de los últimos años y las decisiones de la administración, las organizaciones y la confederación, esta y todas, no lo tienen fácil.

Dada la crisis en la que nos movemos, el estado de la economía es el que es. Pertenecer a una asociación supone unos gastos añadidos y hay muchas empresas que no es que no puedan pagar, es que se han quedado en el camino, que han desaparecido en todos los sectores. Ahora mismo la creación de empresas todavía está ralentizada y va despacio y las cuotas que recibimos de asociados es lógico que hayan bajado, tanto en Aescón como en Confaes. Es un momento poco boyante para crear empresas. En eso vamos a incidir a ver si somos capaces para dar un servicio y atraer más asociados.

 

¿Tienen sitio las confederaciones tal y como se plantea la economía en adelante? ¿Tienen un papel?

Sí, claro que tienen un papel porque tenemos que defender los intereses de las empresas de Salamanca y desde el punto de vista asociativo la manera de hacer fuerza es estar todos cuanto más juntos, más podremos luchar por conseguir cosas.

 

¿Comparte la defensa de la representatividad de los empresarios que se ha hecho ante las instituciones?

Totalmente, somos los representantes de los empresarios de Salamanca. Hay algunos sectores que están fuera, pero la mayoría están dentro de Confaes. Nos creemos con esa identidad.

 

Y eso, ¿lo respetan las instituciones?

Entendemos que sí, vamos a ver si empezamos a tener conversaciones con las instituciones, creo que tienen que contar con nosotros porque tenemos que ir de la mano por el bien de esta provincia, todos, instituciones, empresarios y sindicatos. Por nosotros no va a haber ningún problema, vamos a acercar todas las posturas necesarias para que así sea, colaborando en lo que nos pidan y defendiendo los intereses de los empresarios, eso por supuesto.

 

Desgraciadamente, no ha sido así en los últimos tiempos. Las instituciones no han tenido una consideración de lo que es el papel Confaes y a veces se han confundido personalismos. Eso, ¿hay que dejarlo atrás?

Lo que ha pasado hasta ahora, todas las partes tendrán parte y culpa, pero queremos borrar lo que hay de atrás y empezar. Borrón y cuenta nueva. Vamos a ver qué conseguimos ahora.

 

Ayuntamiento y Diputación han tomado decisiones para apartar a Confaes de muchos foros, ¿eso habrá que corregirlo?

Claro, la intención es reunirnos con Diputación, Ayuntamiento, con los máximos representantes e intentar acercar posiciones.

 

Es evidente que ha habido algún componente personal en esto, ¿es correcto que esto haya dañado las relaciones entre las instituciones y la confederación?

Cuando entras a temas personales dejas a parte las consideraciones de a quién representas. Quizás sí ha habido un tema que ha trascendido a lo personal y eso se debe corregir.

 

¿Qué valoración hace del papel y la labor que ha hecho el ya expresidente Juan Antonio Martín Mesonero en los últimos años?

Como he dicho antes, la institución ha estado funcionando muy bien, Confaes tiene una posición dentro del empresariado de salamanca, está muy considerada en muchos de los sectores y el mérito es del equipo que ha estado detrás de ello en los últimos ocho años. Juan Antonio Martín Mesonero se habrá equivocado en muchas cosas, pero poniendo en una balanza son muchos más los aciertos que las equivocaciones, porque nos equivocamos todos. Poniendo en la balanza, se debe ir con la cabeza alta porque un sector grande del empresariado de Salamanca está de acuerdo con las cosas que se han hecho.

 

 

Mirando al futuro, tienen en marcha una nueva asociación de comercio. ¿Qué perspectivas tiene sobre su funcionamiento y hasta dónde quiere llegar con ella?

Se creó una asociación de comercio porque Aesco se salió de Confaes, y había peticiones de empresarios del sector que no querían salirse y fue una demanda, creamos una asociación de comercio para que esa gente se sienta respaldada y tener los servicios de Confaes. Vamos a poner la asociación en bien de todo el mundo, que venga quien quiera. Funcionará y ya se irá viendo.

 

Hay otro sector fuerte en la ciudad, la hostelería. Rs consciente que ha habido otros intentos de que colaborara y que no ha sido posible.

Sabemos que se ha intentado varias veces y, como todo, empezamos una etapa nueva y vamos a intentar otra vez, por enésima vez, unir posiciones y que estén dentro de Confaes. Es una asociación que funciona desde hace un montón de tiempo de forma independendiente, nuestra intención es acercar posturas a ver si somos capaces de que estén con nosotros.

 

¿Hay opciones esta vez?

No hemos entablado ni una pequeña conversación. El equipo de Gobierno estamos ilusionados porque pensamos que debe estar dentro. No sé si hostelería va a querer en este momento, le ofreceremos los servicios que hay en Confaes, los que hay y los que queremos dar a mayores, y veremos.

 

El buen ambiente que se ha encontrado en Confaes se ha visto enturbiado por denuncias, amenazas a empleados por parte de un miembro que ya no está, que es el presidente de Aesco. ¿Qué determinación se ha tomado en cuanto a medidas que se puedan tomar contra Aesco por el daño que ha podido hacer a la confederación?

El equipo de Gobierno nuevo lo que no nos vamos a inmiscuir es en los temas judicializados ya, que están judicializados por Aesco, y que siga los pasos y que sean los jueces los que determinen. Vamos a dedicarnos a poner en marcha la nueva asociación de comercio, representada antes por Aesco que está fuera, ellos sabrán lo que tienen que hacer y si tienen que seguir con los temas judiciales.

 

Hay una deuda de 34.000 euros pendientes y que además el representante de Aesco en el comité ejecutivo dijo que no iba ningún problema para abonarla y que la iba a pagar. Se le va a reclamar para que la pague

 

¿Le va a reclamar a Aesco una deuda que tenía y que se marchó sin pagar?

Sí, además está reconocida en el último acta. Hay una deuda de 34.000 euros pendientes y que además el representante de Aesco en el comité ejecutivo dijo que no iba ningún problema para abonarla y que la iba a pagar. Se le va a reclamar para que la pague.

 

¿Y la otra, la de 307.000 euros?

Esa se han pedido unos informes para ver la viabilidad del proceso, estamos esperando los informes del equipo jurídico y en función de lo que nos diga el equipo jurídico decidiremos, pero habrá reclamación.

 

¿Está sobre la mesa reclamarlo?

Sí, está el informe sobre la mesa.

 

Con todos estos antecedentes, ¿es posible abrirle la puerta a esta organización de nuevo?

La puerta no está abierta porque ellos no quieren venir. Su presidente ha dicho que quieren andar solos y no necesitan a Confaes, y nosotros no podemos hacer más. Se les ofreció que se viniesen con la nueva asociación que se creaba... ahí está, el que quiera venir, vendrá.

 

Fue un ofrecimiento muy franco el que hizo nada más llegar, ¿qué tal le ha sentado esta respuesta tan pronta en ese sentido?

Este tipo de respuestas no me afectan. Tengo la conciencia tranquila, creo que lo que debía de hacer es hacer lo que hice, ofrecer los servicios de la nueva asociación, que viniesen cuando quisieran y que tenían las puertas abiertas. Según lo que parece no lo quieren hacer.

 

 

Otra cuestión, que afecta a la agrupación que preside, Aescon. ¿Qué valoración le merece el sistema de registro de licitadores que se quiere implantar en el Ayuntamiento de Salamanca?

Nosotros nos hemos reunido con Ciudadanos y PSOE, pero desde Aescon no estamos de acuerdo. Estamos de acuerdo que hay cosas que mejorar, estamos en negociar con el Ayuntamiento cosas que nos demandan los asociados para mejorar, pero estamos en contra de un registro libre para que vengan empresas de todo el mundo y quiten el trabajo a las empresas de aquí.

 

¿Y si se matiza con algún tipo de prioridad que prime las empresas locales?

Habrá que ver que reglamento quieren hacer, pero de las conversaciones que hemos tenido con los dos grupos, creo que se lo van a pensar porque han visto que puede hacer daño a los empresarios salmantinos. Es complicado porque no se ha pensado en los medios técnicos, no es lo mismo que vengan diez empresas que 300, a ver cómo valoras 300 empresas en 15 días, sería el colapso, no hay técnicos suficientes. Deben de ver qué otras posibilidades hay de mejorar la contratación porque creo que por ahí se están equivocando.

 

Hablando de contratación, ¿qué le parece el uso de los procedimientos negociados sin publicidad?

Es como todo, depende de cómo se ejecute. Si en un procedimiento negociado vas variando las empresas a las que invitas, sin ningún tapujo y abierto, encantados. Lo que no estamos de acuerdo es que se invite siempre a las mismas empresas. Queremos una red muy amplia. Nos reclaman nuestros asociados que se abra un poco la mano y puedan acceder más empresas a estos procedimientos.

 

Eso, ¿favorece cotos cerrados?

Puede favorecerlos, no tiene por qué. No estamos de acuerdo con los registros, entiendo que lo que se hace es mejor, pero el sistema actual tiene sus puntos que hay que mejorar.

 

Es un procedimiento habitual en la Diputación y está judicializado, reconocido incluso por la propia institución. ¿Tiene que cambiar?

Sí, tiene que empezar a cambiar. Desde Aescon estamos contentos con la Diputación, da muchos contratos a las empresas de construcción, no sé en otros sectores. Todo será mejorable, pero es verdad que la Diputación mantiene hoy en día a muchas empresas de construcción que están viviendo de los planes de carreteras y provinciales, y no podemos poner coto a eso. Habrá que mejorar cosas, muchas, es lo que tenemos que intentar negociar.

 

En su primera intervención, comentó que había que retomar las relaciones con las instituciones, pero en relación de igualdad. ¿Eso cómo es?

Nada, pue eso, cada uno defender sus posturas y nosotros defender los intereses de los empresarios. Discutir, pero llegar a puntos de consenso, eso es igualitario. Ceder unas veces una parte y otras veces otra, no siemper las mismas. Nosotros también tendremos que ceder.

 

Se marca alguna línea roja.

No hay líneas rojas: vamos a negociar todo.

 

La confederación va a salir adelante con una nueva directiva, ha habido cambios. ¿Esto significa el fracaso de un frente anti Confaes?

 

Siempre vamos a intentar defender la voluntad del empresario de Salamanca. ¿Que tendremos enfrentamientos? Habrá enfrentamientos con instituciones, pero vamos a defender lo nuestro, aunque habrá que ceder

No lo sé si eso es un frente anti Confaes, tenemos una directiva nueva que vamos a hacer una gestión para que la confederación tire adelante. Los problemas anteriores, que ha habido muchos, no sé si son por un frente en contra de ella o que las circuntancias han hecho que no se han desarrollado todos los proyectos que tenían. Tenemos que estar todos para apoyar, no tiene que haber ningún frente en contra de nadie, la confederación sólo va en contra de quien va en contra de ella. Siempre vamos a intentar defender la voluntad del empresario de Salamanca. ¿Que tendremos enfrentamientos? Habrá enfrentamientos con instituciones, pero vamos a defender lo nuestro, aunque habrá que ceder.

 

En las últimas semanas hubo intentos de generar alguna alternativa y alguna otra candidatura. Espera que se frene y encontrar colaboración de ese sector díscolo.

Tenemos los frentes abiertos, hablamos con la persona que encabezaba ese movimiento, estuvimos hablando, parece que no lograron los apoyos que pensaban y desestimaron presentar la candidatura, pero no es un problema nuestro, las puertas están abiertas para todo el mundo.

 

En la Cámara, qué es más importante: ¿presidencia compartida o cooperación entre Cámara y Confaes?

Habría que matizar lo que ha pasado hasta ahora. En su momento se decidió por el anterior presiente de Confaes poder acceder a la presidencia de Cámara, que tendrá sus cosas buenas y sus cosas malas. Yo no soy de esa opinión. Prefiero que sean dos instituciones y que cuando tengamos que ir a por cosas vayamos dos cabezas, creo que podemos apretar dos más que uno. Eso no quiere decir que Confaes no vaya a intetnar tener la máxima representación en la Cámara. Entiendo que debemos ser dos presidentes.

 

Viveros, que dependen de la Cámara, ¿cuál es la petición que le hace a las instituciones al respecto?

Intentar dentro de la oferta que podamos tener, que es poca, que por lo menos colaboren porque daban margen a que chavales que empiezan a crear sus empresas tuvieran allí un punto de apoyo importante. Pediré a las instituciones que apoyen los viveros de empresa porque es bueno para los empresarios de Salamanca.