En libertad los cuatro detenidos horas antes del "asedio" acusados de intentar quemar un cajero

Asedio al Congreso
Los 15 detenidos durante las protestas, cuatro de ellos menores de edad, pasarán a disposición judicial en las próximas horas


MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Las cuatro personas detenidas el jueves horas antes de que diera comienzo la protesta 'Asedia el Congreso', acusadas de intentar quemar un cajero automático de una entidad bancaria, han sido puestos en libertad sin medidas cautelares este viernes, según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Así lo ha acordado el magistrado titular del juzgado de instrucción número 33 de Madrid, en funciones de guardia de detenidos. No obstante, según el TSJM, la investigación judicial continúa abierta y sobre los cuatro detenidos puestos en libertad pesa una imputación policial de tentativa de daños por medio de incendio.

Según informó la Policía, las detenciones de estas cuatro personas, integrantes de grupos anarquistas, se produjeron de madrugada, cuando se disponían a quemar una entidad bancaria. A los arrestados se les intervinieron ocho bengalas, cuatro petardos, dos garrafas de gasolina, un pasamontañas, una braga, tres guantes de látex y cuatro mascarillas blancas.

Asimismo, fuentes del TSJM han confirmado que los 15 detenidos durante el transcurso de las protestas convocadas por la Plataforma ¡En Pie!, cuatro de los cuales son menores de edad, serán puestos a disposición judicial en las próximas horas.

A los detenidos se les acusa de atentado contra la autoridad, resistencia, desórdenes y daños, según ha explicado a Europa Press una de sus abogadas, perteneciente a la Asociación de Usuarios de la Administración de Justicia (AUSAJ), que se ofreció a prestar asistencia legal a los asistentes de la Convocatoria.

EN LIBERTAD LOS DETENIDOS EN SOMOSAGUAS

Por otra parte, las fuentes judiciales consultadas han informado de que las once personas detenidas el jueves por la mañana en el Campus de Somosaguas de la Universidad Complutense, sobre los que pesa una imputación policial de coacciones, han sido puestas en libertad tras prestar declaración en el juzgado de instrucción número 3 de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Aunque diez de estos once detenidos han sido puestos en libertad sin medida cautelar alguna, la magistrada titular del juzgado le ha impuesto al undécimo la obligación de acudir al juzgado los días 1 de cada mes ya que, además de coacciones, pesa sobre él la imputación de atentado contra la autoridad. La investigación judicial continúa abierta y la magistrada acordará nuevas diligencias según avance la instrucción.

En lo que se refiere a los tres primeros detenidos durante la madrugada del jueves en las inmediaciones de una sucursal bancaria cercana a la Universidad Complutense de Madrid con varios cócteles molotov, ya se encuentran en prisión provisional comunicada y sin fianza después de que así lo ordenara ayer el juez de instrucción número 27 de Madrid, decisión que ya han recurrido sus abogados.

Sobre estos tres detenidos pesa la imputación de la supuesta comisión de un delito de tenencia o depósito de sustancias o aparatos explosivos, inflamables, incendiarios o asfixiantes.