En libertad con cargos tras acosar a su ex compañera y agredir a un vecino

Avenida de Portugal. El detenido, con una orden de alejamiento, acudió al domicilio de su ex mujer acosándola llamando al timbre y a su teléfono móvil
E. G.

Un hombre de 39 años de edad que fue detenido en la tarde del pasado miércoles tras acosar a su ex esposa y agredir con una navaja a un vecino del inmueble donde residía la que fuera su compañera sentimental, fue puesto en libertad con cargos en la mañana de ayer tras prestar declaración en el Juzgado de Guardia.

En concreto, los hechos que ya adelantó este periódico en su edición del pasado jueves ocurrieron en la tarde del miércoles en la avenida de Portugal, a la altura del número 18. Al parecer, el detenido, cuya identidad responde a las iniciales J. D. F. F. acudió al domicilio de su ex pareja a pasar de que tenía una orden de alejamiento y comenzó presuntamente a acosarla llamando al timbre de su vivienda y su teléfono móvil. Por ello, en torno a las 14.45 horas, la mujer avisó a la Policía Local, que no pudo localizar en un primer momento al hombre. Más tarde, a las 19.30 horas, los agentes de la Policía Local volvieron a recibir otra llamada de la víctima porque, según su versión, su marido la había vuelto a acosar.

Al trasladarse al lugar del incidente, los agentes encontraron a un hombre que estaba agrediendo a otro de 55 años y cuya identidad responde a las iniciales J. V. V., empleando una navaja de pequeñas dimensiones. Precisamente, según informaron fuentes policiales, la víctima de la agresión, que recibió cortes en la muñeca y tuvo que ser trasladada al Hospital Virgen de la Vega (donde recibió el alta sin necesidad de quedar ingresada) era un vecino del inmueble, que bajó a recriminar al agresor por estar molestando a los vecinos llamando a los telefonillos. Por ello, los agentes detuvieron al hombre por incumplir la orden de alejamiento de su ex pareja y agredir a una persona, además de pesar sobre él una orden de búsqueda y detención del Juzgado de Instrucción número 3.

El detenido, natural de Cuenca aunque reside en Salamanca y al que le constan siete antecedentes pasó ayer a disposición judicial tras permanecer en la Comisaría de la Policía Nacional y tras declarar fue puesto en libertad con cargos a la espera de que se celebre el juicio.