En España somos menos por primera vez desde 1971

La emigración provoca el primer descenso de población, de un 0,2 por ciento, desde que se realizan estadísticas anuales. Frente a 314.358 personas que inmigraron a España el año pasado, hubo 476.748 personas que salieron.

El aumento de la emigración, especialmente de adultos de entre los 25 y 44 años, durante 2012 ha provocado que por primera vez desde que se disponen datos anuales (en 1971) la población residente en España a 1 de enero de 2013 haya disminuido en comparación con el año anterior, hasta 46.704.314 habitantes, lo que implica un descenso del 0,2 por ciento, según la Estadística de Migraciones 2012 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Según ha explicado el INE, el descenso poblacional fue fruto de un saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) positivo de 48.488 personas y de un saldo migratorio negativo de 162.390 personas. Es decir, que frente a 314.358 personas que inmigraron a España el año pasado, hubo 476.748 personas que salieron del país con destino al extranjero.

 

De estos 476.748 emigrantes que dejaron España, el 12,5 por ciento eran españoles. Concretamente, durante el año 2012 emigraron 59.724 españoles (un 7,7% más que en 2011) y 417.023 extranjeros (un 17,9% más). Los españoles que abandonaron el país durante 2012 se concentraron, especialmente, entre los 25 y 44 años.

 

Ecuador, Reino Unido, Francia y Alemania fueron los principales destinos de los emigrantes españoles, con más de 4.000 salidas en cada uno de estos países. En términos relativos, destacó el fuerte aumento de españoles que trasladaron su residencia a Colombia y Ecuador, así como el descenso de la emigración a China y Bulgaria.