En el momento justo…

Carlos Ramos, autor del gol del CD Guijuelo (Foto: Carlos Perelétegui)

El CD Guijuelo vence a la SD Compostela tras un partido donde el trabajo del equipo se impuso de nuevo al juego y en el que el equipo supo ‘golpear’ a tiempo a los gallegos con el gol de Carlos Ramos al filo del descanso. Tres puntos de oro…

 

FICHA DEL PARTIDO

 

SD COMPOSTELA: Pato; Varela, Jimmy, Sergio, Catu; M. Rodríguez, Goti (m. 65 Javi Moreno), Mon, Joaquín; Chiño (m.55 Orbegozo) y Rubén Sánchez (m. 73 Dani Hernández).

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Jonathan, Ramiro, Aspas; Javi Rey, Carlos Ramos (m. 86 Chema Antón), Palazuelos, Néstor (m. 90 Piojo); Luque y Nacho Rodríguez (m. 75 De la Nava).

 

GOLES: 0 – 1 minuto 43, Carlos Ramos.

 

ÁRBITRO: Mario López Fernández (colegio madrileño). Amonestó a Jimmy (m. 16), Mon (m. 23), Marcos Rodríguez (m. 38) y Catú (m. 82) por parte de la SD Compostela y a Nestor (m. 59), Luque (m. 78) y De la Nava (m. 89) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 10 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en San Lázaro a SD Compostela y CD Guijuelo. Los gallegos siguen sin ganar y el Guijuelo seis sin perder.

Dicen que a veces, en la vida, hay que estar en el lugar ideal en el momento oportuno. Algo así le ha pasado al CD Guijuelo que se ha llevado tres puntos de oro de su visita a San Lázaro, agravando la situación de un Compostela colista y agrandado al mismo tiempo su leyenda. No en vano, estos momentos hay que buscarlos y el Guijuelo supo cuándo y cómo tenía que inocular su veneno al conjunto gallego.

 

En la primera mitad, fueron mejor los gallegos pero no supieron concretar sus múltiples ocasiones, y en la segunda, el Guijuelo dominó y apenas pasó apuros, mucho menos aún tras jugar con un más por la expulsión de Marcos Rodríguez en el minuto 62. Si al trabajo le sumamos que el Compostela solo ha marcado dos goles y el Guijuelo solo ha recibido cuatro en 11 partidos, la mazcla tiene un resultado lógico.

 

Rubén de la Barrera salió con la idea de reforzar el centro del campo y de intentar buscar mejor conexión entre el centro del campo y la delantera, utilizando a Rubén Palazuelos y a Carlos Ramos como enganche, alternando en el pivote junto a Javi Rey, con Nestor y Luque en los costados. Así, dio matices al sistema para pasar a un 4-2-3-1, siempre con múltiples variables.

 

Así, el partido comenzó con respeto entre ambos equipos, aunque fue la SD Compostela el que se lanzó primero al ataque ansioso por lograr la primera victoria de la temporada y de dar una alegría, al fin, a su afición. De hecho, tuvo dos seguidas en el minuto 3 con un remate arriba de Catu tras saque de esquina y con un disparo de Goti en el 6, que Royo solventó sin problemas. El Guijuelo, por su parte, tenía la paciencia necesaria para aguantar estas primeras embestidas y seguir confiando en su estilo.

 

La SD Compostela llevaba la iniciativa con una buena presión en la salida del Guijuelo y sin renunciar tampoco a tener el balón, dejando al equipo de Rubén de la Barrera sin iniciativa y con poca intensidad en los minutos iniciales. Pero, con el paso de los minutos, el equipo de la ‘jamoneta’ comenzó a ganar peso en el juego del choque conectando con Carlos Ramos, Nestor y Luque para hacer daño a los gallegos. Eso sí, sin ocasiones de peligro.

 

En el 16, jugada más que para la polémica porque el árbitro mostró tarjeta amarilla a Jimmy por derribo sobre Raúl Ruiz cuando éste se quedaba solo ante Pato tras una buena ruptura desde atrás. Los jugadores pidieron enérgicamente que el color de la tarjeta fuese otro al ser Jimmy el último hombre de la zaga gallega, en una decisión que no benefició a los salmantinos.

 

El Guijuelo siguió cogiéndole el pulso al partido y en el 18 tuvo la mejor ocasión con un balón en profundidad para Nacho, que rompió a la zaga pero no pudo llegar antes a la pelota que Pato, muy rápido en la salida, abortando una clara oportunidad, en un momento del choque en el que el Guijuelo mandaba pero sin crear peligro en el área de Pato. Quizá buscando madurar sin opciones para el futuro…

 

En el 33, Chiño estuvo a punto de adelantar al Compostela con un disparo cruzado dentro del área pero, una vez más, Kike Royo resolvió en dos tiempos para salvar a un Guijuelo que no terminaba de cogerle el pulso al partido pese a unos minutos de control del balón debido a la presión insistente de los de Iñaki Alonso.

 

Tres más tarde fue Goti (superó a Aspas) el que lo intentó pero Jonathan repelió su lanzamiento desde dentro del área, insistiendo en la búsqueda del gol que el Guijuelo parecía haber olvidado. Las opciones del ‘Compos’ en ataque se multiplicaban, no así las de un Guijuelo que no tiró entre los tres palos hasta el minuto 43… pero, cosas del fútbol, fue la que valió, porque Carlos Ramos supo aprovechar una buena jugada de Raúl dentro del área para coger el rechace y con calidad batir a Pato.

 

El final de la primera parte dejó al Guijuelo con 0-1 en su primer remate a puerta y en un minuto exacto para inocular un veneno muy doloroso y dañino a un Compostela que había expresado otro mucho menos activo y que dejó con demasiada vida a un Guijuelo que ya no es ninguna sorpresa y sí una gran realidad.

 

CONTROL Y SOLIDARIDAD

 

En la reanudación, el Guijuelo salió más intenso y con la confianza que le había dado el oportuno gol de Carlos Ramos al filo del descanso. Los de Rubén de la Barrera se mostraban mucho más serios y con la certeza de que le iba a tocar sufrir de nuevo.

 

Tocaba tener el control del partido, ajustar movimientos atrás y saber aprovechar cualquier oportunidad para cerrar una victoria de oro. El partido se puso aún mucho mejor para los intereses de los salmantinos con la expulsión (m. 62) por doble amarilla de Marcos Rodríguez tras llevarse un balón con la mano dentro del área. No en vano, iba a tocar sufrir seguro.

 

Así, el Guijuelo usó la inteligencia para llevar el partido a su terreno y tratar de frenar el ritmo de los de Iñaki Alonso, algo que consiguió… y más aún con la entrada de Carlos de la Nava, toda una declaración de intenciones de Rubén de la Barrera para aguantar la pelota, tenerla y contenerla, en detrimento de un trabajador Nacho Rodríguez.

 

El Compostela no pudo deshacer el entramado defensivo de los de Rubén de la Barrera y sigue sin ganar en lo que va de temporada, mientras que el Guijuelo, que sí la metió, suma ya seis sin perder y se coloca líder provisional a falta de que juegue el Racing de Ferrol, su rival en la próxima campaña. Esto ya no es casualidad… el Guijuelo va muy en serio y ‘pegó’ en el momento justo.

Noticias relacionadas